La automotriz Volvo está contenta con el incremento de 20% en sus ventas que consiguió el año pasado, sin embargo, ahora buscará aumentarlas otro 15% al cierre de 2017, y para conseguirlo alista una serie de medidas para incluso “reconquistar” a sus clientes y al mercado.

“En los últimos años hemos tenido éxito, pero estamos buscando mejorar para satisfacer las necesidades de nuestros clientes”, platicó Torben Eckardt, director general de Volvo México.

Volvo vendió 1,606 unidades en 2016, es decir, un 20% más que en el mismo periodo del año anterior (1,333); y para el cierre del año en curso pretende alcanzar las 1,850 unidades vendidas.

Para ello perfila la llegada de nuevos modelos, la renovación de 20 puntos de venta y seguir impulsando su portafolio actual.

PUBLICIDAD

En ese sentido, y para lograr su meta, la firma sueca centra su estrategia de negocio en cuatro pilares:

  1. Un ordenamiento inteligente de producto.
  2. Medición de ajuste de demanda.
  3. Inversión inteligente en branding y llegar al cliente.
  4. Eventos que realmente conecten con el cliente.

Este año le empresa lanzará al mercado el modelo XC 90 Excellence y el XC 60, este último se presentará la próxima semana en Ginebra, Suiza. Y para 2018 saldrán a la venta los modelos V90CC y S90 LWB.

Te puede interesar: Éste es el coche autónomo de Volvo y está listo para rodar

Además, Volvo quiere dejar el segmento de lujo y llegar al top 4 del segmento premium, en el que están marcas como Mercedes-Benz o BMW.

“La forma de lograrlo es buscar el confort para el cliente, ser amigable al medio ambiente con motores híbridos o conceptos de autos eléctricos”, comentó Alonso López, director general de marketing de Volvo México.

Por otra parte, mencionó que Volvo incrementará en 50% el presupuesto para mercadotecnia en 2017; y se renovarán 20 puntos de ventas con la finalidad de atraer a sus clientes objetivo.

“Tenemos muy claro que nuestro cliente objetivo no está yendo a las agencias. Buscamos que sean mucho más acogedoras”, comentó el directivo.

La firma quiere abrir tres nuevos puntos de venta para a 2018, aunque aún no tiene claro en qué ciudades se ubicarían. López mencionó que Volvo pretende “reconquistar al mercado”, por lo que se trabajará para regresar a ciudades como Tijuana, Chihuahua y Hermosillo.

Volvo también se apoyará más en las herramientas digitales y trabajará en el análisis de datos para atraer a más clientes, desde lo que ocurre en una landing page (página web a la que llega un internauta tras dar clic en el enlace de un portal o algún anuncio situado en otra página web), las campañas en redes y Google Analitics.

“Son cosas que mucha gente hace, pero el tema no es qué haces, sino como lo haces y como mides y analizas la información”, explicó López.

 

Sin preocupación por Trump

Para la sueca Volvo la única desventaja que observa en la llamada era Trump, es el tipo de cambio, pero sin considerar que sea un obstáculo relevante.

“De la fecha hasta que le permitan a (Donald) Trump cerrar el TLCAN, la planta de Estados Unidos puede importar perfectamente de México y nosotros no les exportamos”, comentó López.

Durante 2016 salieron a  la venta en el país los modelso S 90, S60 Polestar y XC90 T8.

A nivel mundial, Volvo tuvo ventas totales en 2016 por 534,332 unidades, un crecimiento de 6.2% comparado con 2015, cunado alcanzó los 503,127 vehículos.

“Cada año nos estamos renovando y buscando tener un compromiso con el cliente”, dijo el director de marketing de la marca, quien agregó que Volvo también buscó la innovación con proyectos como los coches autónomos o alianzas con Uber.

 

Siguientes artículos

Guajardo se reunirá con directivos de Ford y GM pese a Trump
Por

El funcionario mexicano hablará sobre el estado de la relación bilateral México-EU, el intercambio comercial con Michiga...