La candidata presidencial Xóchitl Gálvez, de la coalición Fuerza y Corazón por México, prometió este sábado que cerrará dos refinerías en el noroeste del país durante los primeros seis meses de su Gobierno de resultar electa en los próximos comicios de 2 de junio.

La aspirante se refirió a las refinerías ‘Héctor Lara Sosa’, en Cadereyta, en Nuevo León, y ‘Francisco I. Madero’, en Tampico, Tamaulipas, ambas por considerarlas como las principales fuentes de contaminación y de enfermedades respiratorias de la región noreste.

“Hoy anuncio que, en los primeros seis meses de mi Gobierno, la refinería Héctor Lara Sosa de Cadereyta, Nuevo León, y la refinería Francisco I. Madero, en Tampico, Tamaulipas, cerrarán de forma definitiva”, dijo en el Foro Medio Ambiente organizado en la ciudad de Monterrey.

La candidata impulsada por el PAN, PRI y de la PRD dijo que la refinería de Cadereyta es “la principal fuente fija de contaminación y la principal causa de enfermedades respiratorias para los 5.3 millones de habitantes” de Monterrey.

Lee: Xóchitl Gálvez califica a AMLO como ‘machito’

Además, abundó, emite alrededor del 90% del dióxido de azufre que se esparce por distintos municipios de Nuevo León e incluso afecta al este de Coahuila.

“Un estudio del Centro Mario Molina indica que, en el área metropolitana de Monterrey, la mortalidad asociada a causas respiratorias alcanza las 1.880 muertes prematuras al año. Estas son asociadas a la exposición de la población a micropartículas conocidas como PM2.5”, compartió Xóchitl Gálvez.

‘Refinería de Tampico, una de las principales fuentes de contaminación’

Xóchitl Gálvez criticó que la refinería ubicada en Tampico, es una de las principales fuentes de contaminación del aire, el suelo y el mar en el sur de Tamaulipas.

Esto, sostuvo, por la generación de dióxido de azufre, partículas PM10 y monóxido de carbono, que afectan a casi un millón de habitantes de la zona conurbada de Tampico y Ciudad Madero.

La senadora con licencia por el PAN consideró que ambas refinerías podrían convertirse en sitios para almacenar combustibles limpios y para el procesamiento de captura de carbono.

Sobre los empleados de ambas refinerías, Xóchitl Gálvez aseguró que no perderán fuente de trabajo, así como tampoco perderán sus derechos y beneficios laborales ante esta decisión.

“Le digo a los habitantes de Cadereyta sus fuentes de empleo estarán garantizadas con la llegada de nuevas industrias sustentables enfocadas a la innovación cuyos empleos serán mejor pagados”, concluyó Xóchitl Gálvez.

Con información de EFE

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Sheinbaum-campaña-Zócalo
Sheinbaum destaca el ‘símbolo’ que representa una mujer como presidenta de México
Por

La candidata presenta 11 acciones en materia feminista, que incluyen pensiones para mujeres o fiscalías especializadas e...