Para el final de la primera mitad de 2014, las empresas mexicanas que aumentaron salarios lo hicieron en el orden promedio de 4.18%.

 

 

Es probable que para el cierre de 2014 pocas empresas habrán reportado aumentos de sueldo superiores al 5%. La Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos A.C. (Amedirh) explica en un reporte que al cierre del primer semestre de 2014 las revisiones salariales registraron un incremento promedio de 4.18% directo al salario y 0.91% en prestaciones.

PUBLICIDAD

Esto significa que 75% de las empresas que debían revisar el apartado de prestaciones no registraron incremento. La Amedirh advierte que estos mismos resultados prevalecerán al cierre de 2014.

“Las empresas y las personas aún están aprendiendo a lidiar con la Reforma Hacendaria, debido a que hay impuestos más altos y una mayor supervisión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, señala.

Los sectores que registraron un mayor incremento salarial fueron la Química y la Petroquímica con 4.93%; así como el automotriz con un 4.76%; estos incrementos están por encima del promedio de 4.18%.

A pesar de que estos dos sectores han otorgado incrementos salariales por encima del promedio, no han reportado un incremento en el número de empleos.

Los aumentos salariales, de acuerdo con Amedirh seguirán siendo conservadores hasta no medir el impacto real que tenga la Reforma Hacendaria sobre los resultados en las empresas y eso sólo se sabrá al término el ejercicio fiscal 2014.

“El reacomodo en los incrementos salariales no se dará en este año, lo primero que están buscando las empresas es sobrevivir y cuidar las fuentes de empleo, de ahí que los incrementos que se registren irán a la par del índice inflacionario y no por encima de éste”, señala Alonso Sotelo, vocero de Amedirh.

Por entidades, el estado con mayor competitividad salarial es el Estado de México con promedios de aumento de 4.29% en contraste con el Distrito Federal que registro incrementos del 4.13% promedio.

“Las centrales sindicales que lograron los mayores incrementos salariales fueron la Confederación de Trabajadores de México (CTM) con 4.24% en comparación con la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), que logró incrementos promedio de 3.83%”, concluyó Sotelo.

Para la elaboración de este estudio se contó con una muestra de 311 empresas que revisaron salarios y prestaciones durante los meses de enero a junio del presente año.

 

 

Siguientes artículos

Carso lanza oferta de recompra para desenlistarse de la bolsa
Por

La empresa dijo en un comunicado que buscará aprobar la cancelación de la inscripción de las acciones representativas de...