El yen se hunde frente al dólar

Foto: Reuters

La divisa japonesa tocó su punto más bajo en los últimos cuatro años frente al dólar luego de que se anunciara una inyección de 1.4 billones de dólares en el economía en un periodo menor a dos años.

 

Reuters

 

NUEVA YORK – El yen cayó el lunes a un mínimo en casi cuatro años frente al dólar y a su menor valor en tres años ante el euro, después del inicio de un agresivo programa de alivio monetario del Banco de Japón que busca vencer a una persistente deflación.

Desde que el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, prometió el jueves que inyectaría cerca de 1.4 billones de dólares a la economía en menos de dos años, el dólar ha subido más de un 6 por ciento frente al yen, mientras que las acciones niponas han subido.

El banco central japonés llevó a cabo sus primeras operaciones de compra de bonos el lunes, al indicar que adquiriría 1 billón de yenes en bonos del Gobierno con plazos de entre cinco y 10 años, y 200.000 millones de yenes en bonos con vencimientos de más de 10 años.

La moneda japonesa parecía encaminada a ampliar su debilidad, impulsando al dólar por encima de la significativa línea de los 100 yenes durante esta semana, dijeron analistas. Eso marcaría el punto más débil del yen desde abril de 2009.

El dólar subió hasta los 99.37 yenes según datos de Reuters, su nivel más fuerte desde mayo de 2009, antes de retroceder levemente hasta cotizar a 99.28 yenes, con una alza intradiaria de 1.8%.

Operadores observaron frenos y barreras de opciones en el nivel psicológico clave de 100 unidades, y superarlo podría desencadenar más ventas en el yen.

El euro trepó hasta 129.23 yenes, su nivel más alto desde enero del 2010. Cerró en 129.08 yenes, registrando un avance de 1.8%.

Analistas prevén que el flujo de dinero nuevo del Banco de Japón sea usado en parte por inversores japoneses para comprar activos de mayor rendimiento en el exterior, deprimiendo más al yen.

Frente al dólar, el euro cerró con un aumento de 0.1% a 1.3004 unidades, ignorando las preocupaciones sobre la capacidad de Portugal para mantener encaminado su programa de salvataje debido a que su tribunal constitucional rechazó parte de sus medidas de austeridad.

Previamente, había subido a 1.3037 dólares, cerca de un máximo en dos semanas de 1.3039 dólares alcanzado el viernes.

Analistas dijeron que el panorama para la moneda única permanecía empañado por las preocupaciones sobre la ralentización económica en la zona euro y especulaciones de que el Banco Central Europeo podría aliviar su política monetaria.