Por Fernando Calderón

En los primeros años del desarrollo de tu carrera profesional es normal que tengas altas expectativas sobre a dónde quieres llegar. No es que no debas planear, pero es bueno saber cuando nuestras percepciones no son realistas y pueden convertirse en mentiras en prejuicio de nosotros mismos:

  1. “De esta empresa no me voy nunca”
    Felicidades si eres afortunado al estar en una empresa en la que creas que puedes trabajar indefinidamente. Sin embargo, las empresas están evolucionando, y ante un mercado laboral tan dinámico y volátil como el de ahora, no puedes garantizar que nunca cambiarás de empleo. Hace unas cuántas décadas esto era lo más factible.
  2. “En esta empresa voy a estar tres años”
    Muchos profesionistas planean estar en una empresa sólo unos pocos años para ganar suficiente experiencia y después lograr una contratación en un gran corporativo o desarrollar su propio negocio. Aunque planear ayuda a tener claridad sobre los pasos a seguir, también puedes perder de vista las oportunidades del presente por estar pensando en el momento de tu salida.
  3. “Voy a ser promovido cada dos años”
    Tú no decides sobre las promociones que puedas tener, ya que el desarrollo profesional en sus distintas etapas obedece a una variedad de factores que tienen que ver con la cultura de la organización. Es más positivo para ti analizar todo el panorama y trabajar para tu propio desarrollo que imponerte una fecha exacta de promoción.
  4. “En 5 años voy a estar ganando 100 mil pesos mensuales”
    Sabemos que el salario es la base para tener cierto estilo de vida y adquirir cosas que necesitamos y deseamos, por lo que puede ser normal establecer un tiempo límite para lograr cierta ganancia, pero siempre es peligroso ser muy ambicioso y pensar que entre más dinero más felicidad, y pensar solamente en el dinero.
  5. “Mi jefe sabotea mi desarrollo”
    Aunque es cierto que podemos tener jefes difíciles, no podemos culpar a nadie de nuestro desarrollo profesional. Tienes que buscar la manera de solucionar el problema internamente, y si no lo logras, tendrás que tomar la decisión de buscar un empleo nuevo. Recuerda que las dificultades son aprendizajes y experiencias para nuevos retos.
  6. “En este puesto no puedo explotar mi talento”
    En la mayoría de los empleos tenemos que realizar actividades que no son cien por ciento de nuestro agrado, especialmente si es tu primer trabajo o si conseguiste uno que no es de tu total agrado. Tienes que asumir que así es y mejor buscar desarrollar tus habilidades en actividades que sí disfrutes dentro o fuera de tu trabajo. En unos años esto será historia y habrá valido la pena el esfuerzo.
  7. “Ya sé hacer todo, no tengo nada más que aprender”
    Sin duda, ésta es una gran mentira. Puede ser que domines lo que haces día con día, pero depende de ti y de tu creatividad plantearte nuevos retos y ver la manera de tener nuevas experiencias.
  8. “Mis amigos del trabajo harían todo por mí”
    Hay excelentes compañeros de trabajo que te pueden apoyar incondicionalmente, pero si no implica perjudicar su reputación en la empresa o poner en riesgo su puesto de trabajo.
  9. “Si trabajo más horas, mi jefe sabrá que estoy muy comprometido”
    Las empresas están cada vez más conscientes sobre la importancia de que sus empleados tengan un buen balance entre vida personal y trabajo, lo que sin duda se traduce en empleados más felices y en mayor productividad para la empresa.
  10. “No necesito adquirir o actualizar conocimientos. Con la experiencia es suficiente”
    ¡Mentira! El mundo es tan cambiante, global y tecnológico que es imposible no tener nada nuevo que aprender. Cuida tu vigencia laboral a través del conocimiento. Hay excelentes opciones de cursos, talleres, especialidades o posgrados presenciales y en línea que te pueden ayudar.

Fernando Calderón es Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial, empresa líder en el mercado de bolsas de trabajo en línea. Cuenta con 22 años de experiencia en el marketing de servicios y productos de consumo. Inició su vida profesional en Grupo Cifra, donde vivió de cerca la fusión con Wal*Mart. Posteriormente se desarrolló en el campo de las telecomunicaciones, laborando en empresas como Avantel y Axtel, donde se ha desempeñó en diferentes funciones gerenciales y directivas. Incursionó en la generación de contenidos en medios digitales e impresos, así como en el desarrollo de programas de lealtad, laborando para Grupo Medios. Actualmente es miembro del Consejo Directivo de las Asociaciones: DIRECTA, IAB y AMIPCI. Fernando obtuvo el grado de licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, con especialización en finanzas y mercadotecnia.

 

PUBLICIDAD

Contacto:

Redes sociales para candidatos:

Facebook: occmundial

Twitter: @OCCMundial

Google: +OCCMundial

Blog: occeducación

YouTube: OCCMundial.com

Redes sociales para reclutadores:

Facebook: OCCM.Empresas

Twitter: @OCCM_Empresas

Blog: occmundial.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El cliente de hoy no perdona
Por

Para que el cliente no te abandone tienes que asumir que es “despiadado”, “insensible” y “desleal”, y mejorar constantem...