Si bien la startup Trato comenzó formalmente sus operaciones en el año 2017, la historia inicial de esta compañía, fundada por Ignacio Bermeo Juárez, se remonta a principios del 2014. Y es que fue justo en ese año cuando, mientras estudiaba un programa en The Founder Institute, en Silicon Valley, California, concibió la idea central de su compañía.

Ignacio, doctor en derecho, llevaba varios años dándose cuenta del lío que era para las personas y empresas el tema de los contratos de papel, los cuales son por esencia vulnerables a la desorganización, lo que representa un riesgo a la hora de querer darles seguimiento.

Sabía que había que hacer algo respecto, y eso fue lo que quiso resolver con su compañía. De esta manera Trato es en esencia una empresa que por medio de tecnología busca resolver esta situación, ya que a través de una interfaz facilita la creación de y atención a los contratos, mediante la automatización de procesos reiterativos que comúnmente llevan áreas jurídicas.

TAMBIÉN LEE: 30 Promesas 2019 | El emprendimiento después del Inadem

PUBLICIDAD

Es importante señalar que el sistema, entre cuyos clientes está BBVA Bancomer, está sostenido principalmente sobre tres pilares: inteligencia artificial, blockchain y big data, que permiten contar con herramientas de creación, organización, edición colaborativa y revisión de los mismos.

  • Empresa: Trato
  • Emprendedor: Ignacio Bermeo Juárez
  • Fecha de fundación: 2017
  • Facturación 2018: 3.5 mdp
  • Empleados: 7

La idea es que las empresas cuenten con un contralor que les permita siempre estar al pendiente de ellos. Para poder echar a andar Trato, el emprendedor ha recibido en conjunto inversiones por casi 400,000 dólares.

Vale destacar que todos las modificaciones que se realizan a los contratos de la plataforma de Trato son registradas en una base de datos descentralizada para asegurar la transparencia en todo momento del proceso.

30 Promesas 2019 | Emprendedores frente a la incertidumbre

Para poder echar a andar el proyecto, Ignacio recibió inicialmente, mientras se encontraba aún The Founder Institute concretando su idea, una inversión de 280,000 dólares, que le sirvieron para, entre 2015 y 2017, concretar toda la creación del producto.

Posteriormente, Trato fue aceptado para formar parte del batch 7 de la aceleradora estadounidense 500 Startups, quien invirtió también en la compañía, colocándole 60,000 dólares, que les sirvieron para iniciar formalmente sus operaciones. Cabe destacar que la compañía recibió una tercera inversión de capital de 50,000 dólares proveniente de fondos de capital de riesgo.

De esta manera, en total la compañía suma al día de hoy 395,000 dólares en este rubro.

Para el fundador de Trato, Ignacio Bermeo, el panorama a futuro para los emprendedores no luce sencillo, toda vez que considera que la estrategia política planteada actualmente no muestra indicios relevantes de querer sumar a este ámbito.

 

Siguientes artículos

¿Qué negocio poner?: Resuelve los cuatro filtros
Por

Esta es la pregunta medular en los nuevos emprendedores, resolverla con claridad puede hacer la diferencia entre el aban...