No contar con indicadores que te hagan tener en la mente el retiro y pensar que las recompensas inmediatas son más atractivas que en el largo plazo, son algunos de los obstáculos que impiden a los mexicanos ahorrar para su jubilación.

 

Los bajos niveles de aportaciones voluntarias al ahorro para el retiro en México podrían relacionarse más con un problema de conducta que de estatus económico, de acuerdo con el estudio El uso de las ciencias del comportamiento para aumentar los ahorros para el retiro, elaborado por la firma de diseño conductual Ideas42, gracias a un donativo de MetLife Foundation.

Prueba de ello es que a pesar de tener más de 53 millones de cuentas en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) en México, sólo 0.3% de los 19 millones de titulares de las cuentas de retiros activos han realizado aportaciones voluntarias.

PUBLICIDAD

“Las ciencias del comportamiento nos han ayudado a detectar y cambiar hábitos de las personas para convertirlos en actos mucho más eficientes y de mayor impacto”, explica en entrevista Andrew Fertig, co autor del análisis.

El reporte está elaborado con la metodología de mapeo conductual, la cual permite examinar las características psicológicas y situacionales que pueden desalentar el ahorro para el retiro entre los mexicanos y cómo evitarlo.

El estudio se construyó con información de más de 100 titulares de cuentas radicados en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, distintos actores del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y otros expertos.

“El camino que tomamos está repleto de pequeñas barreras que nos impiden lograr nuestras metas de ahorro”, destaca el estudio.

Alissa Fishbane, directora general de Ideas42, explica que al retirarse todas las personas desean una pensión digna, pero este anhelo, en muchos de los casos, se ve truncado, pues el ahorro es una meta difícil de cumplir entre los mexicanos.

“En México, las personas tienen cuentas destinadas al gasto, pero se olvidan de las que están enfocadas en el ahorro. Es este país, como en todos, existen problemas referentes a este tema, por eso es importante estimular las conductas del ahorro voluntario”, declara.

El análisis expone que los bajos índices de aportación voluntaria podrían perpetuar la alta incidencia de pobreza entre personas de la tercera edad, así como el ciclo de preparación inadecuada para el retiro.

Por ello, Allison Jarrett, gerente senior de estrategia de MetLife Foundation explica que “la inclusión financiera muy importante para una sociedad. En MetLife Foundation hemos trabajado para dotar de herramientas que ayuden a generar consciencia sobre el ahorro y el acceso a los servicios financieros.”

 

Las cuatro barreras

A continuación, te compartimos las cuatro barreras de conducta que te impiden ahorrar para el retiro, según el estudio de Ideas42.

  • No hay indicadores visibles que te hagan tener en la mente el retiro. Por tradición, los mexicanos ponen más atención a lo que está frente a ellos, por lo que se deja de lado todo aquello en lo que no se piensa de manera activa.

Por eso, cuando se trata de pensar en los planes para el retiro, no hay muchos recordatorios de ello. “Dado que estas contribuciones obligatorias se extraen automáticamente del sueldo mensual, los titulares de las cuentas apenas si esporádicamente piensan activamente en su retiro, y mucho menos piensan en otros pasos indispensables para asegurar su futuro financiero”, expone el estudio de Ideas42.

  • Estás inmerso en el aquí y en el ahora. El mexicano piensa que una recompensa inmediata es más atractiva que la misma recompensa en el futuro, incluso desestima los beneficios futuros de ahorrar a tal grado que guardar dinero hoy puede hacerlo sentir que lo está perdiendo.

Al respecto, el análisis comparte: “la planeación para el retiro es una circunstancia ideal para que triunfe la predisposición al presente: la recompensa está lejos, la tarea puede ser desagradable o difícil, y pensar en ello en ocasiones saca a relucir emociones negativas”.

  • La incertidumbre en el futuro desalienta tu acción. Pensar en el retiro puede traer consigo pensamientos de vejez y generar un sentimiento de incertidumbre, los cuales generan que el mexicano se predisponga y, en el peor de los casos, lo propicia a no emprender las acciones necesarias.
  • Las Afores no están incluidas en el conjunto de tus opciones. Cuando los mexicanos piensan en las opciones para el retiro, las Afores no son la primera opción que se les viene a la mente.

“Aun cuando los titulares de las cuentas están expuestos a los materiales de divulgación de las Afores, el contenido es a menudo muy complejo para ser útil. Dichos materiales están escritos en lenguaje especializado y contienen complicados porcentajes que en ocasiones resultan difíciles de comprender”, precisa el documento.

 

Siguientes artículos

32% de los consumidores piensa gastar en El Buen Fin
Por

Un 33% de los consumidores considera gastar más en la nueva edición del Buen Fin respecto a la anterior, reveló una encu...