La menor entrega de recursos por parte del Gobierno Federal a los estados es uno de los factores por los que la deuda estatal se acelerará en 2016, explicó Moody’s.

 

El recorte de 135,000 millones de pesos (mdp) anunciado por el gobierno federal aumentará los niveles de deuda de los estados y municipios. Al cierre de 2014, la deuda de los estados ascendió a 509,690 mdp, el equivalente al 3.1% del Producto Interno Bruto.

PUBLICIDAD

 

Éstas son las 4 razones principales por las que la deuda estatal puede incrementarse:

 

1. Reparto de participaciones más lento. La calificadora Moody’s prevé en un análisis un aumento de 4.5% en términos nominales en las participaciones federales a estados. Pero visto desde una perspectiva histórica, ésta es una tasa de crecimiento lenta.

Francisco Vazquez-Ahued, analista de Moody´s, dijo a Forbes México que “los pre criterios de 2016  nos dicen que las participaciones vendrán a un ritmo lento, y sugieren que en base a los recortes que están viendo para el gasto programable, es probable que los convenios (transferencia etiquetadas) vengan bajos”.

 

2. Menos crecimiento, más deuda. Para el analista un segundo riesgo para el endeudamiento estatal en 2016 es el ingreso desigual, el cual se refiere a que los estados que registren un menor crecimiento económico serán quienes recurrirán a pedir más deuda.

“Por el lado de los riesgos, está el ingreso idiosincrásico de cada estado. Que se refiere a qué tanto está creciendo cada entidad, cuánta disponibilidad tiene para hacer ajustes en el gasto o en el ingreso”, apuntó.

 

3. Elecciones en estados. Moody’s señaló en anteriores estudios que las elecciones pueden ser un factor que genere un mayor endeudamiento en los estados, por lo que es un riesgo a considerarse.

“Ese siempre está. Cuando hay elecciones es un riesgo latente, porque puede haber mayor deuda a la programada. Sin duda es un tercer riesgo”, expuso el analista.

 

4. Menor crecimiento del país

Vazquez-Ahued señaló que un cuarto riesgo es que la economía mexicana registre un menor crecimiento a lo previsto por las autoridades.

“Evidentemente el tema del crecimiento económico (es un riesgo). Un crecimiento económico menor a lo esperado sin duda pondría presión a los estados, por la parte de las participaciones y la recaudación de los impuestos”, explicó.

Ante el panorama de menores recursos entregados por la Federación, Vazquez-Ahued apuntó que los estados tienen la opción de recortar gasto o aumentar sus recursos propios.

El analista explicó que en los últimos años en algunas entidades federativas se ha observado una mayor recaudación a través del Impuesto Sobre la Nómina.

Moody’s expuso que la presión en las finanzas estatales por menos participación podrá mitigarse con la implementación de las reforma constitucionales para garantizar la disciplina financiera de estados.

Vazquez-Ahued señaló que la calificadora ve con optimismo la Ley de Disciplina Fiscal, que tiene como principal objetivo disminuir el mayor endeudamiento en las entidades federativas. No obstante, indicó que es necesario esperar a que sea aprobada en todos los Congresos estatales del país para observar sus efectos.

 

Siguientes artículos

Apps gratuitas, el asesino silencioso de baterías y datos
Por

¿Vives con el cargador de tu teléfono en la bolsa? ¿Tu plan de datos mensual se evapora en una semana? Esas aplicaciones...