Una uva de calidad vale más que las etiquetas, conoce las técnicas de los expertos para degustar y disfrutar esta emblemática bebida.

 

Por Maru Monroy

 

PUBLICIDAD

Cuando de Champagne premium se trata, la casa Louis Roederer es una referencia obligatoria. Nacida en 1876, fue la primera Cuvée de prestigio en la zona de Champagne.

En gran medida, su éxito se debe a que produce lo que sus 220 hectáreas de terreno le permiten: 3.8 millones de botellas que se disfrutan principalmente afuera de Francia.

Frédéric Rouzaud se encuentra al frente de esta casa que, además, elabora vinos en California, Burdeos, Provenza y el Duero que, junto con Deutz, una pequeña firma adquirida en 1993, crean caldos de alta gama.

Estas son algunas de las percepciones de Rouzaud acerca de la emblemática bebida.

Más allá de la etiqueta. Un champagne de calidad se distingue por el terruño y el cultivo ancestral de la viña. Influye también el Jefe de Cava (Maître de Chai), quien ensambla sus vinos con un estilo y las condiciones de añejamiento que hacen que la crianza del vino de cada casa tenga personalidad propia.

Nunca en el congelador. Debe enfriarse en una hielera con una mezcla de hielo y agua de 15 a 20 minutos (se disfruta fresca pero nunca helada), ya que el congelador inhibe aromas y sabores. La copa tulipán favorece las sensaciones gustativas.

Las mejores etiquetas de Louis Roederer. Cristal es la Cuvée de prestigio pues posee una extraordinaria delicadeza, elegancia y un bouquet delicado. Se elabora de la misma forma en que se hacía hace más de un siglo.

Los secretos  mejor guardados de Louis Roederer. Son tres: la propiedad de sus viñas que garantizan una uva de gran calidad y más de 70% de la producción total; luego los vinos de reserva que le permiten beneficiarse de una gran variedad de vinos de ensamblaje y, por último, una larga crianza que dobla el mínimo de la denominación: tres años para el Brut Premier, cuatro años para el Vintage y mínimo seis años para el Cristal.

Etiquetas de casa. El Brut Premier, una fusión de al menos cuatro vinos de distintas cosechas. Contiene 56% de Pinot Noir, 34% de Chardonnay y 10% de Pinot Meunier (10% procede de vinos de reserva; se caracteriza por el equilibrio entre su frescor y una sutil y aterciopelada complejidad).

El Brut Premier Vintage es la máxima expresión de una magnífica cosecha; los mejores caldos se utilizan para su elaboración, madura cuatro años y se beneficia de un reposo de seis meses adicionales después del degüelle.

El Brut Rosé Vintage es un líquido dorado ligeramente asalmonado para el que se maceran muchas horas en la prensa las Pinot Noir; madura cuatro años en las cavas y seis meses suplementarios después del degüelle.

Cristal sólo se elabora en los años en que las cosechas son excepcionales, su composición es 55% de Pinot Noir y 45% de Chardonnay procedente de uvas vendimiadas únicamente en parcelas de viñedos clasificados al 100 en la escala de Crus.

Madura sobre sus propios sedimentos durante seis o siete años y reposa seis meses después del degüelle.

 

Siguientes artículos

Boutique masculina, la nueva tendencia
Por

Silver Deer es la primera boutique multimarcas para hombre en la Ciudad de México. Ya no hace falta viajar a Nueva York...