El manejo inteligente de tus finanzas involucra más que hacer bien tus cuentas. Ésa es la parte simple, junto con “gasta menos de lo que ganas” e “invierte lo antes posible”.

 

Los números no son lo difícil; las cargas psicológicas y emocionales son las que impiden a la mayoría de la gente que sus sueños financieros se hagan realidad. Pero no tiene que ser de esta manera. Puedes mantener al margen todos los pensamientos que te hacen malgastar tu quincena.

Considera la siguiente lista como una especie de reconstrucción a tu mentalidad con respecto al manejo de tus finanzas personales:

PUBLICIDAD
  1. La base es manejar tus expectativas: No vas a ser más feliz trabajando más para comprar más cosas porque siempre hay más cosas que comprar. Escapar de la trama es simple: aprende a valorar lo que tienes.
  2. Puedes tener todo lo que quieras, pero ¿realmente quieres eso?: Reduce tus gastos despiadadamente en las cosas que no te interesan para que puedas gastar sin culpas en las que sí. ¿Te gustan los aviones a control remoto? Perfecto. ¿No tanto tener el último iPhone? No gastes en eso.
  3. Automatiza todo: Cuando se trata de ahorrar e invertir, tú eres tu peor enemigo, así que procura quitarte de en medio. Procura direccionar tus ahorros, pagos e inversiones. Te ahorrarás tiempo y trabajo, y estarás menos tentado a gastar impulsivamente lo que podría convertirse en tus ahorros para el retiro.
  4. “Perfecto” es el enemigo de “suficientemente bueno”: Muy seguido no actuamos porque estamos buscando el absoluto, la manera perfecta de invertir o ahorrar, y entonces no hacemos nada. La acción cura el miedo, y un resultado bueno y simple siempre es mejor que hacer nada.
  5. No inventes excusas: No culpes por tu situación financiera a la situación del país, del mundo o a tu ex pareja. Tus circunstancias tal vez no sean enteramente tu culpa, pero qué haces o no con tu dinero sí es tu responsabilidad.
  6. A nadie le importa más tu dinero que a ti: No esperes a que alguien llegue y te diga cómo ahorrar o invertir o salir de tu deuda. Tú tienes las agallas y el cerebro para saber cómo manejar tus finanzas. Confía en tu capacidad.

¿Tomaste nota? Y a ti, ¿qué te hace falta para poner en acción los consejos anteriores? Recuerda que unas finanzas sanas no sólo te proporcionan un estilo de vida estable, también se reflejan en tu salud física y mental. No las descuides ni dejes para mañana algo que, para mañana, puede ser demasiado tarde.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué no sabemos retener a las personas valiosas?
Por

Una de las razones por las que no sabemos retener talento es porque no somos capaces de vernos al espejo y evaluar lo qu...