A la red de gasolineras G500 no le preocupa la política energética de Andrés Manuel López Obrador, incluso le da la bienvenida si fortalece la infraestructura de México.

“Todo gobierno que invierte en infraestructura, sea en nuestro sector o cualquier otro, siempre es bienvenido porque es lo que va a fortalecer al país”, respondió a Forbes México Paul Edwards, CMO de la firma energética.

El plan del ganador de la elección presidencial pretende enfocarse en la producción nacional y fortalecer a la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex), y terminar así con la importación de gasolinas —superior a 60%—.

Lee también:Importación de gasolinas se sustituiría con compra de petróleo extranjero

PUBLICIDAD

Mientras tanto, el socio suizo de G500, Glencore, se ha retrasado en la apertura de su terminal de almacenamiento en Dos Bocas, Tabasco, para vender gasolina extranjero en nuestro país.

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) dijo en febrero que el país enfrenta un rezago de 2 años en infraestructura de almacenamiento de combustibles.

Edwards reiteró que trabajarán con la futura administración, y reconoció que hay cosas que le competen a ella, y considera que tomarán las decisiones oportunas para la política energética de México.

“Lo que no va a cambiar es el centro de todo lo que hacemos y el corazón de G500 es el cliente. Lo que queremos es dar mejor servicio, valor añadido. Es evolución en todo un mercado. Hay empresas que inician y que desarrollan, y en esa fase estamos, vamos a continuar desarrollando nuestra oferta”.

G500 prevé concluir 2018 hasta con 500 estaciones de servicio. Actualmente, cuenta con 195 gasolineras bajo su bandera en 18 estados del país, pero concentradas en la Zona Metropolitana. El próximo 6 de agosto, presentarán a su nuevo CEO, tras la salida de Emilio Estrada.

Lee más aquí: Gasolineras G500 Network cambian a su CEO

 

Siguientes artículos

Cornershop crecerá en México y añadirá nuevos mercados en la región
Por

En México, Cornershop podría sumar dos ciudades más antes del cierre del tercer trimestre de 2018.