La implementación del Expediente Clínico Electrónico Universal en México permitiría mejorar de forma positiva la manera en que se brindan los servicios de salud en el país, esta fue la conclusión a la que se llegó en el evento Forbes Gathering: Transformación Digital y Tecnología Exponencial en la Atención a la Salud, realizado en asociación con SAP.

A pesar de lo que pudiera llegar a pensarse, contar con Expediente Clínico Electrónico no significa únicamente el registrar ya no papel sino en la computadora la información de los pacientes, sino que es algo que va mucho más allá.

Así lo explicó Humberto Javier Potes, Director General de Consorcio Mexicano de Hospitales (CMH), quien señaló que el lograr tener una base electrónica de información de los pacientes permitiría a los sistemas de salud fortalecer su operación.

Básicamente, expone, porque el hecho daría la oportunidad, con apoyo de la tecnología, de realizar un análisis sólido a toda la data con la que se tiene para poder encontrar patrones que permitan dar mayor solidez al servicio que se brinda.

Con él concuerda Luis Rubi Patlan, Director General del Hospital San Angel Inn Patriotismo, quien sostiene que el Expediente Clínico Electrónico puede convertirse en ese motor de arranque que ayude a las instituciones de salud a poder tener una integración, que conecte no sólo a cada área de los hospitales, sino también a sistemas públicos y privados.

Por su parte, Morgan Guerra, Director General de Previta, mencionó que existen casos muy exitosos como el de Estados Unidos, país que después de hacer una inversión importante, hoy está sacando provecho de toda la información que tiene en sus bases de datos sobre sus pacientes, para poder vigilar mejor su salud.

Para que esto pueda concretarse, Humberto Javier Potes, líder del CMH, pidió a todas las personas que hoy están liderando a los sistemas de salud del país, tanto públicos como privados, sumar voluntades para que México pueda subirse más rápido al barco de la tecnología.

“La tecnología ya está en nuestras manos, pero nos hace falta utilizarla, entender cómo sacarle de mejor forma provecho en los temas de salud, porque sólo con apoyo de ella podremos concretar la creación de un sistema global de salud”, sentenció.

Igor Fermín, Value Engineering Industry Director en SAP. (Foto: Fernando Luna/Forbes.)

 

La base del futuro

En el evento también estuvo presente Manuel Belaunzaran, Chief Technical Officer de Neoris, quien habló acerca del papel que de cara al futuro puede llegar a tener la tecnología en la mejora de salud de todas las personas.

En específico, el ejecutivo señaló que el Expediente Clínico Electrónico, bajo este panorama, es la piedra puntual bajo la cual se establecerá todo el avance que se vaya teniendo de cara a los próximos años.

Principalmente porque con apoyo de él se podrían activas sistemas que hoy ya están cambiando al mundo en muchos campos distintos, como son la inteligencia artificial, la realidad virtual y el big data, las cuales ayudarían a los médicos a dar mejores diagnósticos y soluciones para los pacientes.

La premisa la apoya Igor Fermín, Business Development Solutions for Industries para SAP, quien señala que en materia tecnológica el desarrollo que se prevé hacia futuro para la medicina es más que interesante.

“Hoy existen ya dispositivos que cuestan menos de 200 dólares que permiten a las personas mejorar el cuidado de la salud por medio de la tecnología, apoyándose en plataformas que tienen como base al expediente, el crecimiento será exponencial en este sentido”, dijo.

 

Los primeros pasos

Además de romper con la idea de un Expediente Clínico Electrónico sirve únicamente para dejar de usar los típicos formatos de papel que los médicos llenaban, el Dr. Eduardo Cervera, Director de Docencia del Instituto Nacional de Cancerología, señaló que para establecer un Expediente eficiente se necesita favorecer el intercambio de la información.

Ya que de esta manera los médicos e instituciones de salud podrían saber siempre el estado de salud que tiene un paciente, aún cuando estén relacionados de forma directa con ellos, como sus doctores particulares.

El mayor reto en este sentido pasa por el tema de la seguridad de la data de los pacientes, para lo cual es necesario trabajar en sistemas que permitan resguardarla bajo las normas de protección de información para evitar que lleguen a manos no adecuadas.

 

Siguientes artículos

¿Por qué lo virtual nunca remplazará el cara a cara?
Por

Lo digital es importante, pero al final lo que comunica: un apretón de manos o corear canciones de Bon Jovi o Juan Gabri...