ABC para entender las Fibras

Foto: Reuters

Portafolios de propiedades inmobiliarias, mecanismos  de inversión, las Fibras son la  nueva opción estrella para depositar recursos que están llamando la atención de inversionistas dentro y fuera del país. 

 

Un Fibra es un fideicomiso que se encarga de rentar y administrar propiedades que ofrezcan un retorno, es un portafolio de bienes inmuebles (residencial, edificios de oficinas, centros comerciales, hoteles, hospitales, etc.).

Se busca que las propiedades del fideicomiso estén diversificadas por tipo de inmueble, así como por número, tipo de inquilinos y por localización geográfica. Las propiedades son destinadas al arrendamiento o a la adquisición del derecho de arrendamiento.

Están basadas en el modelo de los REITs (Real Estate Investment Trusts) que son instrumentos financieros de inversión en el mercado inmobiliario. En los últimos años, se han vuelto atractivas para el público inversionista, desarrolladores y operadores inmobiliarios.

La Fibra permite que cualquier persona a través de BMV pueda invertir y obtener un retorno  de grandes propiedades que se encuentran dentro de la Fibra y que actualmente están rentadas.

 

¿Cómo funcionan las Fibras?

  1. Se establece un Fideicomiso que administra los bienes en renta.
  2. El dueño o dueños de los inmuebles los aportan al fideicomiso, a cambio de una contraprestación económica. Durante la vida del fideicomiso se pueden realizar nuevas adquisiciones para ampliar el portafolio inmobiliario.
  3. El fideicomiso coloca certificados de participación en la bolsa de valores para que el público inversionista pueda participar en él, y del dinero levantado se paga a los dueños.
  4. El fideicomiso es administrado por expertos en el mercado de bienes raíces que se encargan del mantenimiento, mercadotecnia y administración de los bienes inmuebles.
  5. El 95% de la utilidad anual obtenida de la renta de los bienes se distribuye entre los tenedores de los certificados.
  6. Cuando el inversionista requiere liquidez, utiliza su casa de bolsa para vender su participación en el fideicomiso

 

¿Cómo se pueden aportar inmuebles a una Fibra?

Cualquier propietario de un inmueble que cumpla los requisitos para ser parte de una Fibra, puede hacerlo, a cambio de ello le son otorgados certificados. Recomendamos acercarse a los administradores de las Fibras y a las Casas de Bolsa, para una asesoría bursátil a este respecto

La aportación se hace determinando un valor a través de peritos y valuadores expertos.

Una vez que esta lista la valuación, se pasa a un comité de consejeros que la aprueban.

 

Ventajas de las Fibras

Maximizan la plusvalía mediante la elevada ocupación del inmueble y el cobro adecuado de rentas

Al formar parte de un adecuado portafolio de inmuebles, estos se revalúan.

Las personas que aportan sus inmuebles a la Fibras y que además viven de las rentas que generan los inmuebles, podrán seguir percibiendo el valor de sus rentas mediante el pago de dividendos y de distribuciones que son igual a los ingresos por rentas menos gastos por operación menos intereses. Se pueden llevar a cabo distribuciones frecuentes y suficientes para mantener el ingreso del aportante. La persona que aporta, tendrá mayor diversificación ya que ahora además de la aportación de su inmueble, tiene participación a una parte equivalente en valor al paquete de varios inmuebles.

Las Fibras han tenido rendimientos importantes y pueden ser instrumentos interesantes para diversificar la inversión así como una manera segura de generar más plusvalía a las propiedades que para ello califiquen.

Es importante entender las oportunidades de inversión que presenta el Mercado Inmobiliario y conocer las características y beneficios que pueden brindar.

Las instituciones mediante las cuales se puede participar en estos instrumentos a través de los Asesores Financieros de las Instituciones Financieras y la Bolsa Mexicana de Valores.

 

Contacto: 

Facebook: www.facebook.com/coldwellmexico

Twitter: @coldwellmexico