El calor comienza a hacerse presente en nuestros días, la Ciudad de México se empieza a pintar de morado con las jacarandas floreciendo y los lentes de sol no pueden faltar.  

Esa es la señal de que la temporada favorita del año para muchos está por llegar y por eso Kaloyan Valentinov Danchev, nuestro experto en viajes, recomienda algunos destinos para vivir el equinoccio de primavera y llenarte de energía. 

Chichén Itzá 

Considerada una de las 7 maravillas del mundo, durante el equinoccio de primavera se reúnen miles de personas con la intención de recargar nuevas energías y ser testigos del increíble espectáculo de luz y sombra. 

Al topar los rayos de sol en las alfardas de la escalera principal, se van formando triángulos de luz producto de la sombra que proyectan los nueve cuerpos o plataformas de la pirámide; esa sombra, conforme avanza el sol, recorre el muro deslizándose hacia abajo hasta iluminar la cabeza de una de las serpientes que se encuentran al inicio de la escalinata. 

Según los historiadores, este efecto simboliza el descenso del dios Kukulcán a la tierra, para comenzar el ciclo agrícola. 

Mazunte 

Siendo una de las playas más conocidas en Oaxaca, Mazunte tiene mucho más que ofrecer que sus playas de arena dorada y sus alrededores cubiertos de manglares, humedales y selva. 

Además de ser un buen pretexto para desconectarte y aprovechar para darte un descanso de la ciudad, durante esta temporada y en especial durante el equinoccio de primavera, se realizan diferentes rituales con curanderos, fiestas y festivales para recibir este nuevo ciclo. ¡No te lo vas a querer perder!

Tajín 

En el estado de Veracruz, existen diferentes puntos donde se puede celebrar la fiesta de recibir la primavera, entre ellos, se encuentra Tajín una famosa zona arqueológica donde desde la Pirámide de los Nichos se puede observar el juego de luces, además de disfrutar de la música, gastronomía y cultura de la región. 

Teotihuacán 

El lugar más típico y por excelencia el más visitado, desde el templo de Quetzalpapálotl, gracias a la luz del Sol se logran iluminar varias partes de la construcción y se puede ver al Sol descendiendo en forma de serpiente emplumada, lo cual forma parte del simbolismo de un nuevo ciclo. Un imperdible en temporada de primavera.

A lo largo de la República Mexicana y sobre todo, dentro de sus zonas arqueológicas, encontrarás diferentes maneras de celebrar el inicio de esta nueva estación, no olvides ir vestido de blanco y llevar una botella de agua contigo, ya que en estás épocas el calor logra ser abrumante. 

Cuéntanos si visitaste algunos de estos destinos y qué te pareció el inicio de la primavera.

 

Siguientes artículos

Unesco: Las redes sociales son una ‘amenaza existencial’ para los medios
Por

Aunque la tirada de los periódicos ya estaba orientada a la baja desde antes de la pandemia, en 2020 se produjo un verda...