Reuters.- El lunes el euro bajaba 0.1% a 1.2299 dólares, a las 1310 GMT, tras una subida inicial a un máximo de sesión de 1.2341 dólares. Luego de un comienzo de año fuerte, la moneda única sigue debajo de un récord de tres años de 1.2556 dólares alcanzado en febrero.

El repunte de esta divisa se desaceleraba luego de que una reunión del Banco Central Europeo (BCE) más moderada de lo esperado la semana pasada continuaba pesando sobre la moneda, mientras que una reactivación del apetito por el riesgo en el mercado dañaba al dólar frente a monedas de mayor rendimiento.

“El euro sigue sufriendo a raíz de la reunión del BCE”, dijo Alvin Tan, un analista de divisas de Societe Generale. “Las corrientes cruzadas están afectando al euro”, agregó. Con todo, muchos analistas siguen siendo optimistas sobre la moneda única.

Las sólidas cifras de empleo en Estados Unidos y el alivio de los temores a una guerra comercial ayudaron a un repunte en los mercados. Este año, siempre que los mercados se han recuperado han tendido a beneficiar al euro frente al dólar, ya que los operadores apuestan a que los inversores seguirán poniendo más dinero en una región donde las economías están en auge.

PUBLICIDAD

No obstante, el euro cayó la semana pasada después de que el BCE dijo que las expectativas inflacionarias permanecían contenidas y que la política monetaria seguiría siendo “reactiva”.

En tanto el dólar -que suele caer cuando aumenta el apetito por el riesgo- revertía sus pérdidas y operaba plano frente a una canasta de otras monedas relevantes.

Con pocos datos económicos cruciales en Europa, los operadores se centrarán en una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro el lunes, en busca de algún comentario sobre el proteccionismo comercial después de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer algunos aranceles a las importaciones.

Los datos sólidos de creación de empleo en Estados Unidos publicados el viernes se vieron contrarrestados por menores aumentos en los salarios, lo que provocó que los operadores del mercado monetario se apeguen a las apuestas de que la Fed subiría las tasas de interés tres veces este año, con solo una probabilidad de uno en cuatro para un cuarto aumento en 2018.

 

Siguientes artículos

BMV
BMV inicia tocando su mejor nivel en más de dos semanas
Por

Analistas comentaron que el mercado respondía también a un solido reporte de empleo en EU publicado el viernes que evide...