AUSTIN, Texas.- A Enrique de la Madrid Cordero, secretario de turismo en la administración de Enrique Peña Nieto, no le da miedo criticar las acciones del gobierno actual liderado por López Obrador al hablar sobre lo que tiene que hacer México para convertirse en una potencia mundial y no estancarse en el ‘sudesarrollo permanente’.

Y es que para el ex titular de la dependencia turística, AMLO se ha dedicado a cultivar rencor, envidia y coraje contra administraciones pasadas en lugar de poner más dinero en el bolsillo de los mexicanos.

Esto a pesar de tener pleno conocimiento que en México, más del 35% de la población vive en pobreza y entre 10% y 15% en pobreza extrema, de acuerdo con datos de la Cepal.

“Este gobierno está jugando al ingreso psicológico. No nos engañemos, lo que tiene que aumentar es el ingreso monetario”, defiende de la Madrid.

Por esto mismo dice que no es casualidad que justo después de propuestas como reducir el salario a funcionarios públicos o retirar la pensión a ex presidentes, las encuestas favorezcan la aprobación del mandatario mexicano, “nos da gusto el fracaso de los demás. Es perverso”, señala, “pero es meramente psicológico”.

Con respecto a las estimaciones económicas de crecimiento de 4% por parte del ejecutivo federal, de la Madrid hace referencia a la frase “crecemos poco pero constante” que utilizó el mandatario en una de sus conferencias ‘mañaneras’ para explicar que a pesar del bajo ritmo que mostraba el crecimiento de la economía nacional, no había señales de recesión.

“Los mexicanos somos muy poco realistas, la propuesta de cualquier gobierno debería ser más bien la de no decrecer”, afirma el político mexicano.

España o Venezuela, los modelos para México en 20 años: Enrique de la Madrid

Adiós, papá gobierno

A pesar de su postura crítica, para el actual líder de la iniciativa de Ciudades Inteligentes del Tec de Monterrey, el crecimiento no es sólo responsabilidad del gobierno y afirma que “si el gobierno fuera la solución a los problemas económicos de México, Chiapas y Oaxaca serían los estados más ricos”, pues son los que más dependen del estado.

De acuerdo con el ex secretario, las responsabilidades del gobierno se reducen a ofrecer una buena educación, salud, y estado de derecho, pero que “no necesitamos a un papá gobierno que produzca bienes y servicios, pues eso inhibe la economía”.

Además, asegura que el gobierno tiene que ocuparse primero del reclamo y prioridad más grande de la CDMX y del país en general: la crisis de violencia e inseguridad, “los gobiernos tienen cosas que hacer, no tengamos más gobierno del que necesitamos”, señala y asegura que el reto ahora es que “todos nos subamos al vagón”.

Finalmente, apunta que es un sinsentido, una falta de respeto y una muestra de ignorancia por parte del presidente de México, generalizar la corrupción como algo inherente a todos los servidores públicos que, si bien podrían tener un salario más alto en el sector privado, existen políticos a los que sí les da mucha satisfacción ayudar al país, aunque reconoció que evidentemente hay casos que indican todo lo contrario.

“Necesitamos criterios éticos, límites y recordar que el pueblo es el centro de todas las políticas públicas y que no hay ningún buen argumento si atenta contra el ser humano”, concluye.

Te puede interesar:

Hay enamoramiento con AMLO, pero pocas expectativas de cambio: GEA-ISA

 

Siguientes artículos

Modelos de negocios surgidos a partir de fintech
Por

La industria financiera tradicional provee una robusta infraestructura, fondos para invertir en investigación y desarrol...