Las últimas semanas han sido especialmente difíciles para Uber. Primero, alcanza un acuerdo extrajudicial con ex conductores por el que tendrá que pagar 100 millones de dólares, después recibe otra demanda colectiva ahora de alcance nacional, más tarde enfrenta un endurecimiento de la regulación que lo saca de Austin, Texas, y ahora Apple, el gigante tecnológico, apuesta 1,000 millones de dólares (mdd) a Didi Chixing (antes Didi Kuadi), su rival chino.

“Estamos invirtiendo por varias razones estratégicas, incluyendo la oportunidad de aprender más sobre algunos segmentos del mercado chino (…) Claro, también creemos que entregará un sólido retorno con el paso del tiempo”, dijo el CEO de Apple, a Reuters.

Con la ronda inyectada por Apple, los fondos levantados por Didi Chuxing hasta ahora suman 4,420 mdd, menos de la mitad de los 9,000 recaudados por Uber, pero quizá más sólidos debido a que la compañía asiática no tiene una presencia internacional tan amplia como su rival estadounidense.

La inversión de Apple podría ser una opción atinada por tres razones:

  1. Le permite aprovechar sus más de 200,000 mdd en efectivo estacionados en el extranjero y que no puede repatriar a Estados Unidos por motivos fiscales,
  2. Es una buena manera de diversificar su negocio tras la desaceleración de las ventas del iPhone, su negocio principal
  3. Podría complementar su rumoreada entrada al segmento de los coches eléctricos.

Con la inyección de capital, Apple se suma a SoftBank y Tencent como grandes accionistas de la Didi, uno de los principales integrantes del bloque anti Uber, junto con Ola de la India, Lyft en Estados Unidos y GrabTaxi en Singapur.

 

Siguientes artículos

Mezcla mexicana llega a su máximo nivel en lo que va de 2016
Por

La mezcla de exportación llegó a 38 dólares por barril, lo que representó su máximo nivel en lo que va del año, este niv...