En otoño de 2012 se estrenó mundialmente uno de los videojuegos más importantes de la década: Assassin’s Creed III (Ubisoft Montreal, PlayStation 3 / Xbox 360 / Wii U / PC), que hasta hoy es recordado como uno de los títulos más celebrados de aquella generación de consolas. En su momento, esta entrega de la famosa serie sentó las bases de cómo debía ser un videojuego de acción en mundo abierto con elementos cinematográficos, prácticamente la fórmula de los juegos AAA de los años venideros.

Afortunadamente para los amantes de esta popular saga, o para quienes no están familiarizados con sus primeras entregas, Assassin’s Creed III fue relanzado para PlayStation 4, Xbox One la semana pasada, en una versión remasterizada que incluye varias mejoras para dar un giro contemporáneo a este clásico. Se espera además una versión para Nintendo Switch a finales de mayo de este año.

El juego nos lleva a continuar la historia de ciencia ficción (y prácticamente fantasía) de la famosa serie de Ubisoft, que nos cuenta sobre una lucha de siglos entre el clan de los asesinos y los templarios, que buscan ganar control sobre eventos claves de la historia de la humanidad. En esta ocasión, nuestro héroe Desmond Miles, accede a las memorias de su ancestro Connor Kenway, que es un asesino mestizo (hijo de una nativa americana, y un asesino inglés) que se encuentra en medio del conflicto de la Revolución de las Trece Colonias en el siglo XVIII.

Foto: Cortesía de Ubisoft.

Tomamos el papel de Connor, con quien podremos explorar Boston y Nueva York, así como la vasta naturaleza de los Estados Unidos de la época de la Revolución. Podemos interactuar con una gran cantidad de personajes no jugables, con los que simplemente podemos hablar, aunque hay muchos otros a los que podemos ayudar en misiones secundarias. Lo más icónico de esta serie es probablemente su sistema para recorrer las ciudades transversalmente haciendo parkour, así como definiendo estrategias para atacar a nuestros enemigos y blancos de forma sigilosa. Todo esto está en este juego, tal como lo recuerdan los fans, e incluso de forma más accesible para los no iniciados.

Esta nueva versión se llama apropiadamente Assassin’s Creed III Rematered, y es exactamente el mismo juego que todos recuerdan, pero incluyendo todo el contenido adicional que fue lanzado en forma descargable, así como Assassin’s Creed III Liberation, que salió originalmente para PS Vita. La mejora más obvia de esta versión remasterizada está en el apartado visual: ahora podemos jugarlo de forma estándar en alta definición, o hasta ultra alta definición si tenemos una consola y televisor compatibles.

Foto: Cortesía de Ubisoft.

La resolución por sí sola no funcionaría de mucho si no hubiera mejoras en las texturas, efectos de iluminación, y la animación en general, lo cual acerca este título bastante a los títulos modernos. Cuando ponemos al lado el título original de 2012 y esta nueva versión de 2019 podemos apreciar una diferencia significativa, que más que otra cosa nos sirve de referencia para entender cuánto han avanzado las producciones de videojuegos en estos casi siete años. Sin embargo, Assassin’s.

Creed III Remastered no está hecho de nuevo desde cero, y realmente no es necesario. Si comparamos, por ejemplo, esta versión remasterizada con Assassin’s Creed Odyssey, salido el año pasado, podemos ver que este último luce bastante mejor, lo cual no es de sorprenderse, ya que lo que hace a un juego moderno lucir de forma espectacular (al menos para los estándares de hoy) se logra desde la construcción del motor gráfico hasta en la optimización del hardware a un nivel profundo.

Foto: Cortesía de Ubisoft.

¿Esto significa que Assassin’s Creed III Remastered no vale la pena? Por supuesto que lo vale. Éste sigue siendo un juego fascinante por sus propios méritos, que, en cuanto a historia y mecánicas de juego, se sigue manteniendo como un punto de interés para los usuarios contemporáneos. De hecho, las mecánicas tienen bastantes detalles que han sido corregidos para hacer el juego más fluido y sencillo, desde la forma de apuntar las armas, hasta el sistema de parkour.

Ya que no ha pasado tanto tiempo, es muy posible que quienes jugaron la versión original, aún lo tengan para PlayStation 3 o Xbox 360, por lo que sería algo redundante el volverlo a jugar. Pero quienes no tuvieron la oportunidad de conocer este episodio de la saga en su momento, tienen ahora la oportunidad de disfrutarlo en la mejor versión que hay, ahora de forma accesible y sencilla. Quienes aún no conocen la serie, definitivamente estarían mejor jugando la última entrega, Assassin’s Creed Odyssey, que tiene el sistema más refinado y completo en la serie.

Foto: Cortesía de Ubisoft.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

‘Hellboy’, un demonio humano carente de alma
Por

Después de dos adaptaciones con poco éxito financiero (para las grandes franquicias modernas) bajo la tutela de Guillerm...