Notimex.- El 1 de enero de 2019 se iniciará una nueva etapa en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), durante la cual dejará de comprar emisiones de bonos de países y empresas europeas con dificultades presupuestarias y financieras.

Se trata de un paso fundamental para aplicar una política que beneficie a todos los países de la Unión Monetaria.

Desde marzo de 2015, el BCE ha comprado 2,650 billones de euros (unos 3,030 billones de dólares) en bonos de deuda, primero sólo de emisiones estatales y después también de empresas.

PUBLICIDAD

Esa política respondió en gran medida a que los países del sur de la Unión Monetaria tuvieran acceso a recursos financieros.

La poco convencional medida de tasas cero fue radicalmente rechazada por sectores de la política en su momento, pero persistió hasta el 31 de diciembre de 2018. En 2019 se abre una nueva etapa en la política monetaria del banco central de los países de la Unión Europea (UE).

El objetivo de esa medida, que este lunes llega a su fin, fue poner en circulación grandes cantidades de dinero sumamente barato para que llegara a la mayoría de los estratos de la sociedad para financiar la economía y posibilitar que se tradujera en créditos de bajos intereses.

Con esa política, el BCE se propuso evitar una deflación que amenazaba a los países de la Unión Monetaria, como consecuencia de la crisis económica y financiera que se desencadenó en Estados Unidos en 2008 y que golpeó con fuerza a Europa un año después.

El director de Mercados de Capital del banco alemán Deka Bank, Joachim Schallmayer, declaró a medios de prensa locales que con el término de esa medida, el BCE está aplicando exactamente lo que había anunciado.

Apuntó que la transparencia y la confiabilidad son decisivas para la confianza de los actores de los mercados financieros.

Sin embargo, los críticos de esa medida de política monetaria la vieron como una financiación estatal encubierta de la economía e interpusieron demandas contra el BCE ante el Tribunal Europeo, el órgano más alto del poder jurídico de la UE con sede en Luxemburgo.

Por el contrario, el Tribunal Europeo dictaminó que la medida era acorde con las leyes europeas y que por lo tanto el BCE podía seguir con la compra de emisiones de deuda de estados y empresas.

 

Siguientes artículos

Ella es la senadora demócrata que buscará presidencia de EU en 2020
Por

"Eso es por lo que estoy luchando y por eso estoy lanzando un comité exploratorio para ser presidenta. Les necesito conm...