Por Steve Schaefer

A los 85 años, Warren Buffett sigue siendo el principal inversionista y el trader líder en Berkshire Hathaway, y a pesar de que el multimillonario residente más célebre de Omaha parece tener una reserva inagotable de energía, llegará un momento en que ya no será capaz de dirigir el conglomerado. Ésa podría ser una idea inquietante para los inversionistas de Berkshire, pero los analistas de UBS creen que deberían estar tranquilos.

En una nota sobre Berkshire Hathaway, Brian Meredith de UBS sugiere que la evolución de Berkshire Hathaway ha hecho que la presencia de Buffett en la dirección sea cada vez menos esencial que en el pasado.

“Aunque las grandes habilidades de asignación de capital de Buffett y su influencia en el mercado serían echadas de menos, siempre y cuando la cultura no cambie, es de esperar que la compañía siga creciendo”, escribió Meredith, y emitió una recomendación de compra y un precio objetivo de 244,500 para las acciones clase A del conglomerado.

PUBLICIDAD
berk

Hace algunas décadas, cuando los rendimientos de Berkshire eran impulsados ​​en gran medida por lo bien que Buffett invertía el efectivo generado por la operación de seguros en el mercado de valores, la necesidad de contar con el Oráculo de Omaha en la cima de la organización virtualmente carecía de objeción.

Hoy, sin embargo, la historia es diferente, argumenta Meredith. “Creemos que cualquier prima que Buffett haya integrado en las acciones de BRK ha disminuido con el tiempo que Berkshire ha cambiado.”

Adquisiciones como el ferrocarril Burlington Northern, una importante participación en Heinz y, más recientemente, Precision Castparts, han diversificado las empresas de Berkshire junto con viejas potencias en las industrias de seguros y energía. Buffett, a quien le gusta presumir que Berkshire posee varias de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, también ha pasado la última media década dedicado a la planeación de su sucesión, contratando a Todd Peines y Ted Weschler para ayudar a administrar la cartera de inversiones de Berkshire y revelando que la firma ya ha identificado a alguien para sucederlo como CEO (su hijo Howard está dispuesto a ocupar el puesto de presidente de Warren).

UBS no sólo cree que Berkshire está muy bien posicionado para la era post-Buffett, Meredith también sostiene que el entorno actual, con Buffett aún a la cabeza, es perfecto para Berkshire. “El entorno económico y de mercado incierto es propicio para el juego de BRK, con sus ventajas estructurales de capital permanente, fuerte generación de efectivo y una cartera de negocios líder en la industria”, escribe.

De hecho, la selección de valores de Buffett no ha sido una de las áreas principales de Berkshire recientemente. IBM, una empresa en la que Buffett compró una participación den 2011, ha sido en buena parte un fracaso, la vieja tenencia de American Express ha sido un lastre para la cartera tecnológica y Wal-Mart Stores tuvo un año muy difícil en 2015, cuando sus costos de mano de obra se convirtieron en una preocupación importante en medio de protestas nivel nacional por un salario mínimo más alto.

Sin embargo, a pesar de que UBS cree que la prima de Buffett en Berkshire ha disminuido y que la empresa está bien posicionada para hacer frente al futuro sin él, resulta difícil imaginar que la compañía no pierda algo de su influencia en el mercado. Después de todo, es difícil imaginar a otros inversionistas conseguir verdaderas gangas en tiempos de crisis, como Buffett lo hizo en 2008 con Goldman Sachs Group, General Electric y Bank of America unos años más tarde, anotando grandes ganancias en términos favorables a cambio de dar a las empresas en problemas su sello de aprobación.

 

Siguientes artículos

Fed de Chicago ve posible alza de tasas en junio
Por

La próxima reunión de la Fed se realizará en abril, seguida de otra a mediados de junio.