En un contexto donde cada vez hay más hotspot o puntos de acceso a la red, es necesario empezar a tomar una serie de precauciones para no ser una víctima más.

Por Matías Carrocera, analista de Comunicación y Negocios.

Las redes Wifi abiertas se han transformado en una necesidad más de las personas. Tener acceso a Internet es algo de lo cual nos hemos vuelto dependientes, hasta el punto que no importa a qué nos expongamos con tal de estar online. Ya sea por comodidad, para ahorrar datos o que se está fuera del área de cobertura, conectarse a una red pública significa exponerse a una serie de riesgos.

En un contexto donde cada vez hay más hotspot o puntos de acceso a la red, es necesario empezar a tomar una serie de precauciones para no ser una víctima más. Mientras los gobierno, plazas y tiendas comerciales o sistemas de transporte público, entre otros, celebran los nuevos puntos de acceso, los cibercriminales y hackers festejan las nuevas oportunidades de ataque a tan solo a un par de clics de distancia.

PUBLICIDAD

Diferentes encuestas indican que la mayoría de los consumidores prefieren conectarse a una red abierta, por lo que activan la función de conectarse de forma automática en sus diferentes dispositivos móviles. De esta forma, un delincuente puede conectarse libremente a una red a partir de la cual se coloca en el medio de toda la información que circula entre los usuarios, ya sea saliente o entrante. Esto significa que en vez de que una persona se conecte directamente con el punto de acceso, se estará enviando la información a través del ciberdelincuente o del hacker.

Se debe tener en cuenta que ni es necesario que el criminar esté en el mismo lugar. Muchos restaurantes y café no cambian sus contraseñas, lo que significa que una persona puede ir una vez para tener el acceso a la red y luego basta con ubicarse dentro del área de cobertura para ejecutar su ataque.

Otra técnica es crear un punto de conexión falso. Para esto el atacante, generalmente, está cerca de la red pública y crea una semejante con un cambio mínimo en el nombre, por lo que los usuarios básicamente le regalan su información personal. Este ataque es muy común de verlo en los restaurantes o lugares para ir a tomar un café, donde la persona busca distenderse y baja la guardia.

Por otro lado, el usuario también se expone a un uso indebido de su información. Más allá de los ciberdelincuentes, también se debe ser consciente que en la era de la sociedad del conocimiento y auge del big data, los datos personales son un activo valioso para las marcas, agencias y consultoras de mercadotecnia. En este punto es de vital importancia saber cuáles son los Términos y Condiciones (TyC) para utilizar la red pública, ya que muchas veces estos datos se utilizan para enviar publicidad no deseada.

Por esto, lo ideal es básicamente dejar de conectarse a las redes públicas, pero si necesita acceder a una, siga estos consejos:

  • Utilice en todos sus dispositivos una VPN (red privada virtual por sus siglas en inglés), el Electronic Frontrier Foundation (EFF), explica que es una tecnología que permite a la computadora o dispositivo móvil enviar y recibir información a través de una red compartida o red pública como si estuviera directamente conectada a una red privada, beneficiándose de la funcionalidad, seguridad, y las políticas de administración de una red local.
  • Desactive la función de “conectarse de forma automática” de todos sus dispositivos con acceso a Internet y active el firewall con la configuración para bloquear conexiones entrantes.
  • Si se conecta a una red pública, luego de utilizarla, bórrela del registro.
  • Asegúrese de conectarse a la red Wifi del establecimiento donde está.
  • No acceda a aplicaciones que no necesita.
  • No realice operaciones sensibles como de comercio online o banca en línea, y si puede, evite revisar sus correos y acceder a las redes sociales.
  • Si viaja, lo recomendable es utilizar un router con tarjeta SIM para tener acceso a Internet.
  • Asegúrese de ver el candado y “https” en la barra de direcciones para cualquier sitio con su información personal. Si no están ahí, evite el sitio.
  • Lea los TyC de las conexiones que accede.
  • Recuerde que todo lo que haga en una red pública, es parte de una conversación pública.
  • Utilice un dispositivo diseñado especialmente para cuidar su privacidad y seguridad digital.

Dentro de sus funciones, el Blackphone 2 posee una aplicación única en el mercado: Smarter Wifi. Esta aplicación le permite crear al usuario una lista blanca de redes seguras a las cuales se conecta de forma automática, mientras que en las desconocidas advierte los riesgos y, cuando no hay ninguna red de confianza cerca, el dispositivo apaga el Wifi de forma automática. De esta forma se evita ser víctima de ataques mientras no se está conectado a una red.

 

Siguientes artículos

PyMes encuentran respuesta para la innovación con SaaS
Por

La tendencia de empresas que buscan invertir en herramientas big data y analytics va al alza. Este jueves 10 marzo, IBM...