A través de los años, el panorama laboral se ha transformado al grado de que el principal indicador de satisfacción en el trabajo ya no es el sueldo, sino la importancia de desarrollarse dentro de un sano ambiente laboral, mismo que engloba factores como calidad de vida, crecimiento personal, retos medibles y reconocimiento, que influirán en la decisión del colaborador para permanecer o no dentro de una organización.

¿Cómo se puede mejorar de manera efectiva el ambiente laboral para lograr la fidelización y permanencia de los empleados? Generando bienestar y compromiso, pues sabemos que las personas que disfrutan de su trabajo gozan más de la vida, tienen una mejor salud y objetivos de vida claros, por lo que impactan positivamente en la empresa al influir directamente en la creación de equipos de trabajo productivos, comprometidos y sobre todo felices.

Pero ¿y qué es la felicidad? El Diccionario de la Real Academia la define como “Un estado de grata satisfacción espiritual y física”, ¿y cómo se aplica en el trabajo? logrando el bienestar de los empleados mediante un equilibrio en aquellos factores que lo hacen feliz, por ejemplo: ambiente laboral, flexibilidad horaria, salarios, desarrollo de habilidades, realización personal, liderazgo, formación, reconocimiento, beneficios sociales, estabilidad laboral, oficinas, etc. Las nuevas generaciones están marcando la pauta dentro del mercado laboral al buscar experiencias y felicidad en el trabajo, convirtiéndose en un gran reto que las empresas deben enfrentar al momento de atraer al mejor equipo. La clave está en conocerlos y escucharlos para crecer juntos.

¿Cómo conectar a las empresas con la felicidad y el talento?

Bajo la premisa de consolidar equipos productivos a través de la felicidad, Rauda Consultores trabaja en la implementación de la metodología “Departamento de la Felicidad”, un modelo de consultoría y bienestar laboral que permite identificar a través del análisis de 15 factores la situación que guarda una empresa en relación con el “happiness” y su productividad interna.

Con base en los resultados obtenidos en empresas mexicanas y españolas, el éxito de esta metodología tiene como objetivo el que “las personas tengan un reencuentro con sus metas, sueños y aspiraciones, para que logren enamorarse de su historia de vida y vean a la empresa como una herramienta para alcanzar sus objetivos personales, dando todo por ella con el placer de ser altamente productivo”, afirma Erick Pérez Rauda, director general de Rauda Consultores.

Otro punto importante para las empresas es la incorporación de tecnología e innovación en los departamentos de Recursos Humanos. La competencia por atraer al mejor talento las obliga a reinventarse y a buscar fórmulas innovadoras para que puedan evaluar constantemente el clima laboral, y así enamorar a las nuevas generaciones creando un verdadero engagement laboral, y es aquí donde el Departamento de Felicidad juega un papel importante acercando herramientas tecnológicas para analizar y evaluar el clima laboral de las organizaciones.

La felicidad es el arma más potente de las empresas para atraer y fidelizar talento en un mercado donde el sueldo ya no es una prioridad, sino una variable más. Las empresas felices ganan terreno y la “Felicidad en el Trabajo” se convierte en un factor determinante para ser elegido por los mejores profesionales, por lo que la adecuada inversión en happiness será sinónimo de productividad y rentabilidad en el corto plazo.

“La felicidad lleva a la creatividad, esta a la innovación y finalmente llegamos al éxito”.

Te puede interesar: 

Rauda Consultores, la empresa que nació pensando en grande