Lo que parecía un partido donde la calidad de Carmelo Anthony y Russell Westbrook daría al equipo de Billy Donovan una victoria fácil se tornó dramático al cierre. El gran juego colectivo de los Brooklyn Nets, comandandos por Rondae Hollis-Jefferson y Caris Levert —ambos rozando la veintena de puntos—, provocó que los de la Gran Manzana se llevarán el partido por 100 a 95.

Antes del partido, el entrenador de Oklahoma City Thunder, Billy Donovan, declaró que esperaba que la altura no pasar factura a sus jugadores, cosa que en cierta medida sucedió, el MVP de la pasada temporada tuvo que descansar la mitad del segundo cuarto para poder rendir a un nivel élite.

Además, la baja de la tercera pieza de los Thunder, Paul George, provocó que jugadores como el español Alex Abrines o Kyle Singler asumieran el rol de apoyo a las dos estrellas de la franquicia.

Este partido fue un partido de record ya que 20,562 personas asistieron a la Arena, lo que supuso una nueva marca para un partido de NBA en nuestro país.

PUBLICIDAD

Con esta victoria, los Brooklyn Nets tendrán un día de descanso antes de enfrentarse a los Miami Heat el próximo sábado a las cinco de la tarde.

Russell Westbrook fue el jugador más destacado del partido, al finalizar con 31 puntos y 11 rebotes. Por parte de Brooklyn, Caris LeVert acabó con 22 puntos y 10 asistencias.

El homenaje del partido fue para las leyendas mexicanas Eduardo Nájera y Horacio Llamas y las internacionales Chris Bosh y Glen Rice.

Ya en la rueda de prensa post partido, el coach de la franquicia de Nueva York declaró estar muy contento con el desempeño del equipo en la segunda mitad donde la gran defensa fue clave para llevarse el triunfo.

El tratar de hacer una preparación distinta en México provocó que sus jugadores no notarán tanto la altitud de la Ciudad en la segunda mitad, dijo Atkinson, quien en perfecto español agradeció el apoyo del público mexicano quien se volcó con su equipo.

Por su parte, Billy Donovan declaró ante la prensa después del partido que fue una gran experiencia visitar la Ciudad de México. Steven Adams fue afectado por la altura en mayor medida, no es excusa, pero algo afectó la altura.

Hollis Jefferson declaró sentir el calor de la afición mexicana y eso los hizo sentir como si estuvieran en el Barclays Center y listos para enfrentar a cualquiera. El propio Rondae declaró que el tema de la altura fue algo complicado, pero gracias al plan del equipo lograron un gran resultado.

El próximo que enfrentará a Brooklyn frente a Miami Heat será la guinda a la celebración de los 25 años de partidos de NBA en nuestro país.

 

Siguientes artículos

NBA abrirá en México su primera academia de Latinoamérica
Por

México se suma a China, Australia, India y Sudáfrica en el club de desarrollo de talento regional, en el que participará...