Notimex.- Mientras se espera la reacción oficial del gobierno canadiense a la decisión de Estados Unidos de imponer tarifas a su principal proveedor de acero y aluminio, que se prevé incluirá nuevas tarifas en represalia, la gobernadora de Ontario, Kathleen Wynne, afirmó que la acción es “inconcebible”.

La gobernadora de la provincia más poblada de Canadá, con importantes productoras de acero y aluminio y que ha realizado gestiones con contrapartes estadunidenses para mantener fluido el comercio, catalogó como “bully” la determinación de Donald Trump.

“He sido muy cuidadosa y positiva de la relación bilateral. La acción de la administración Trump es inconcebible. Hemos sido muy claros de que tomaremos represalias y estamos trabajando en eso. No nos quedaremos con los brazos cruzados ante esas acciones proteccionistas”, dijo la gobernadora liberal, quien busca la reelección.

A diferencia de otros anuncios proteccionistas o amenazas comerciales de Estados Unidos, donde el gobierno canadiense ha respondido de inmediato. En esta ocasión se hizo un “vacío federal”.

PUBLICIDAD

Lee: Trump impone aranceles al acero y aluminio de México, Canadá y la UE

Casi dos horas después del esperado anuncio de la Casa Blanca sobre imponer 25 por ciento de arancel al acero y 10 por ciento al aluminio, la Oficina del primer ministro anunció que en breve Justin Trudeau y la canciller Chrystia Freeland darán una conferencia de prensa.

En los días previos a este histórico y controversial anuncio, el primer ministro Justin Trudeau sostuvo conversaciones telefónicas con el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence.

Por su parte, la canciller Chrystia Freeland regresó ayer a la capital canadiense con las manos vacías, luego de reunirse en Washington, DC por más de dos horas con su contraparte estadounidense, el representante comercial, Robert Lighthizer, como parte de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Puedo decirle a nuestros productores de acero y aluminio que el gobierno está absolutamente preparado y defenderá sus industrias”, aseguró la ministra a su regreso a Ottawa.

Una fuente allegada a las negociaciones del TLCAN indicó que Freeland le habría dicho a Lighthizer que imponer las tarifas al acero y aluminio a sus socios del TLCAN ería una clara señal de que Washington no está interesado en alcanzar un acuerdo en el tratado trilateral que tienen ambos países junto a México.

De acuerdo con información publicada este jueves, la respuesta de Ottawa ante la medida proteccionista estadounidense estaría dirigida a afectar el acero y aluminio estadunidenses, así como otros productos “políticamente sensitivos”, según explicaron funcionarios de Ottawa a medios canadienses.

Lee también: ANÁLISIS | Aranceles metálicos: A fin de cuentas, no valió la amistad

Canadá iniciaría una investigación en el dumping en el acero proveniente de varios países, incluido Estados Unidos, con la posibilidad de imponer sus propias tarifas.

Asimismo, Ottawa impondría tarifas a productos lujosos provenientes de Estados Unidos, con la idea de afectar en una forma visible pero sin perjudicar la economía canadiense restringiendo la importación de productos necesarios, de acuerdo con información adelantada por el diario The Globe and Mail.

Canadá es el principal abastecedor de estos metales a Estados Unidos con un valor anual de 20 mil millones de dólares.

En 2017 la industria de acero canadiense empleó a más de 23 mil canadienses y contribuyó al PIB con 4.2 mil millones de dólares. En tanto, la industria de aluminio empleó a 10 mil 500 trabajadores y contribuyó con 4.7 mil millones de dólares al PIB nacional. Ambas industrias son abastecedoras vitales para las industrias de manufactura, energía, automotriz y construcción.

 

Siguientes artículos

canada-mariguana-cannabis
7 tips de Canadá para aprovechar la regulación del cannabis
Por

Expertos de la regulación del cannabis en Canadá compartieron sus recomendaciones para las próximas regulaciones en Amér...