Considerado como uno de los mayores expertos en refinación petrolera de América Latina, José Alberto Celestinos Isaacs fue nombrado miembro de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero su cercanía con Pemex ha puesto en entredicho al regulador energético, situación que puede comprometer las inversiones en el sector del país.

Tras una larga trayectoria en Pemex, el ingeniero químico y comisionado de 90 años nunca ha escondido su preferencia por la empresa estatal, a pesar de que el órgano regulador al que pertenece tiene como mandato de ley el desarrollo eficiente de la industria, además de promover la competencia del sector energético en nuestro país.

En mayo de este año, el funcionario solicitó al órgano de gobierno de la CRE permiso para participar en el proyecto de construcción de la séptima refinería de Pemex en Dos Bocas Tabasco, pues la secretaria de Energía, Rocío Nahle, requería de su presencia en reuniones de trabajo para la obra.

Aunque el permiso para construir el proyecto energético más grande de este sexenio lo otorga la Sener, los permisos para los tanques de almacenamiento y comercialización de combustibles de la refinería son emitidos por la CRE.

“Pemex incurre en una discordancia en el mercado que crea un problema de piso parejo”, declaró el experto energético de la firma Caraiva yAsociados, Ramsés Pech.

Celestinos trabajó en Pemex como coordinador ejecutivo de producción de Refinados y como coordinador de subdirección industrial, También se desempeñó como subdirector de refinería y petroquímica en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

Esta cercanía con la empresa productiva del Estado cobró relevancia el pasado 11 de septiembre, durante un foro energético en el Senado, cuando Celestinos comentó a medios que el regulador había dado más permisos gasolineros de los necesarios que podrían afectar el negocio de Pemex, además de que las estaciones estaban concentradas en las grandes ciudades del país.

“Debemos tener cuidado de no dar tantos permisos, porque cuando Pemex empiece a producir su gasolina, que ya lo está haciendo, ya sean gasolineras que estén comprando al extranjero, ¿qué vamos a hacer con la gasolina de Pemex?”, declaró.

Además, Celestinos reveló que la CRE modificaría la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 —que regula la calidad de petrolíferos— sobre Diésel de Utra Bajo Azufre (DUBA) para poder consultar al productor, Pemex, y a los consumidores mexicanos para actualizarla.

Un día después, la CRE se deslindó de los comentarios del comisionado.

“Las opiniones públicas expresadas por los Comisionados son a título personal y no representan la postura de la Comisión”, expresó el órgano regulador en un comunicado.

La autoridad antimonopolios, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), celebró el posicionamiento de la CRE y dijo que no existen disposiciones jurídicas que demanden priorizar las zonas geográficas para otorgar un permiso gasolinero.

“La normativa tampoco señala que la CRE deba tener en cuenta quién será el o los mayoristas que surtan a la estación de servicio para la cual se solicita el permiso”, agregó el regulador que preside Alejandra Palacios.

Pech enfatizó la urgencia de que exista mayor coordinación entre el mercado y el regulador, pues su función dentro de la reforma energética es ofrecer piso parejo a los jugadores que regula.

“Es urgente que exista una cabeza en la CRE”, concluyó Pech.

Lee también: Los reguladores energéticos de México se quedan sin cabezas

 

 

Siguientes artículos

Creación de empleo formal disminuyó 68% en agosto: IMSS
Por

En el mes de julio, el empleo formal reportó una caída de 69% comparado con igual mes del año anterior, es decir, tanto...