El director ejecutivo de Walt Disney, Bob Iger, dijo a los inversores que la compañía “callará el ruido” en una guerra cultural que ha enfrentado a los conservadores sociales contra el conglomerado global de medios y entretenimiento, según una nota de un analista publicada el miércoles.

La breve declaración de Iger, incluida en un informe de la analista de medios de Needham, Laura Martin, fue parte de una presentación a los inversores en Walt Disney World Resort en Orlando, Florida, en la que el CEO también anunció que Disney duplicará su inversión en parques temáticos y cruceros durante la próxima década.

Disney está luchando por hacer rentable su negocio de streaming, mejorar la calidad de sus películas, posicionar su marca deportiva ESPN para transmitir contenidos directamente a los consumidores, y potencialmente deshacerse de sus cadenas de televisión.

En su trimestre más reciente, la empresa superó las expectativas de beneficios de Wall Street, pero se quedó corta en ingresos.

La empresa de entretenimiento se vio envuelta en las guerras culturales de EU en 2022, cuando criticó públicamente la legislación de Florida, la cual restringía el debate en las aulas sobre la orientación sexual y la identidad de género. El gobernador Ron DeSantis respondió haciendo campaña contra el dicho “Disney woke” (Disney progre) y trabajando con la legislatura estatal para despojarla de la autoridad de autogobierno sobre los parques.

Lee más: Apuesta de Disney por los grandes parques preocupa a analistas de Wall Street

CEO de Disney quiere ‘callar el ruido’ de las guerras culturales

Florida y Disney están inmersos en una batalla legal sobre la formación de la junta del Distrito de Supervisión de Florida Central, que asumió la supervisión del desarrollo en los casi 100 kilómetros cuadrados de propiedad de los parques temáticos de Disney.

No está claro qué parte de los 60,000 millones de dólares en nuevas inversiones en parques se destinará a Florida, donde Disney se enfrenta a una mayor competencia de rivales como Universal Orlando Resort. Anteriormente, Iger dijo que la empresa tenía previsto invertir 17,000 millones de dólares en Walt Disney World en los próximos 10 años.

Disney también se ha enfrentado a reacciones en las redes sociales por parte de comentaristas conservadores por el reparto de Halle Bailey, una actriz negra, en el papel principal de Ariel en “La Sirenita”, aunque la película acabó recaudando 570 millones de dólares en todo el mundo, lo que la convierte en la séptima película más taquillera de 2023 hasta el momento.

El año pasado, varios países bloquearon el estreno de la película de Pixar Animation Studios “Lightyear”, que muestra a una pareja del mismo sexo compartiendo un breve beso.

Los comentarios de Iger sobre su contenido parecen reflejar los que hizo en la reunión anual de accionistas de la empresa en abril.

En aquella ocasión, Iger respondió a un inversor que afirmaba que la empresa se estaba preocupando demasiado por las cuestiones sociales.

“Nuestra misión principal tiene que ser entretener y tener un impacto positivo en el mundo”, declaró Iger. “Me lo tomo muy en serio. No debe depender de la agenda”.

Con información de Reuters

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

Nvidia-récord-IA
Acciones de Nvidia y de otros fabricantes de chips pierden impulso en Wall Street
Por

Las acciones de Nvidia y de otras empresas de semiconductores están perdiendo parte de su brillo después de un impresion...