Al igual que está pasando con el maíz, México podría voltear hacia otros mercados para la importación de cebada, en lugar de aumentar el consumo de este insumo proveniente de Estados Unidos, impactando a marcas de cerveza como Corona, en caso de que el país que gobierna Donald Trump salga del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o éste no concluya en buenos términos, de acuerdo con especialistas.

Herb Karst, presidente de Karag, una firma que produce trigo y cebada en una granja de Montana, Estados Unidos, señaló que México podría crear alianzas con la Unión Europea y Australia para la compra de insumos que se requieren en  la elaboración de cerveza, entre ellos la cebada, lo cual al mismo tiempo impactaría a marcas como Corona, que se fabrica en México y es de alto consumo en el país vecino.

“Corona es la marca más creciente (en consumo) y se fabrica en México. México tendría que voltear sus ojos a otros proveedores para recibir la cebada y tendría que usar este insumo de la Unión Europea o de Australia. El temor es que la cebada que se exporta (de Estados Unidos) pueda enfrentar un problema arancelario”, dijo Karst en conferencia de prensa de la organización estadounidense Agricultores en Favor del Libre Comercio (Farmers for Free Trade), que lideran una campaña dedicada a apoyar y extender los beneficios económicos del libre comercio en la industria.

Puedes leer: México prueba el maíz brasileño en lugar del estadounidense

PUBLICIDAD

Dese la planta de Nava, en la entidad mexicana de Coahuila, Constellation Brands importa la marca Corona y otras de Grupo Modelo en Estados Unidos. Recientemente, Daniel Baima, director la firma, dijo en reunión con medios que la empresa se mantiene positiva a pesar de la renegociación del TLCAN y la reforma fiscal del presidente Trump.

“Como muchas de las empresas tenemos dudas e incertidumbre, pero hay una gran solidez en nuestra estructura entre México y Estados Unidos y en nuestra cadena de producción, que está muy balanceada en productos mexicanos e insumos americanos. No es algo que nos haga perder el sueño, estamos muy preparados ante la resolución de este tema”, aseguró el directivo.

Te recomendamos: TLCAN y reforma fiscal no le quitan el sueño a Constellation Brands

En 2016, la industria cervecera mexicana se convirtió en el cuarto productor de esta bebida en el mundo, superando a Alemania. En dicho año, la industria elaboró 105 millones de hectolitros, 8% más que en 2015, de los cuales el 30% fue para exportación y el restante 70% para el consumo nacional, según datos de Cerveceros de México.

Los cerveceros mexicanos enviaron al extranjero, sobre todo a Estados Unidos, Reino Unido y China, alrededor de 32 millones de hectolitros, lo que significó un crecimiento de 13% frente a las exportaciones de 2015.

 

Siguientes artículos

Agricultores de EU piden continuar con el TLCAN
Por

De lo contrario se generarían costos innecesarios en la industria, ello en el marco de la séptima ronda de la renegociac...