En una profesión cada vez más masculina, estas cocineras recuerdan que el poder en los fogones también puede ser femenino.

 

Por Analía Ferreyra

 

PUBLICIDAD

Cocineras, sí, pero también empresarias, maestras, artistas; las chefs más relevantes del centro y el sur de América tienen varias cosas en común: su amor por la cocina, su visión empresarial y la misión de abrazar su tradición hasta convertirla en tendencia internacional.

Estas reinas del fuego latinoamericanas han sabido distinguirse con pasión, trabajo y mucha visión no sólo en sus países de origen, sino también en el continente y en el mundo.

Se trata de mujeres que demuestran que, en la actualidad, el poder no tiene género y que la perseverancia, la creatividad y el amor son los valores más importantes en la receta para obtener el éxito.

 

Sandra Plevisani

  • Originaria de Perú
  • Restaurantes: La Trattoria di Mambrino, La Bodega de la Trattoria y Paseo Colón
  • Cocina: Respostería
  • Reconocimientos: Gourmand World Cookbook Award en 2011

Por otro lado, en Perú, tierra de alta cocina, Sandra Plevisani acapara el escenario con la dulzura de los postres que la han convertido en la repostera más famosa del país.

Conductora del programa de televisión Dulces secretos, encargada del menú de postres de tres restaurantes, además de los pedidos de sus clientes particulares, Plevisani comenzó a desempeñarse en el mundo de la repostería desde muy joven, aunque no fue sino hasta que conoció a su marido, el chef Ugo Plevisani, que se decidió a dedicarse a la dulzura de manera profesional.

Hija de un italiano y nieta de un francés, Plevisani, repostera autodidacta, siempre ha estado en contacto con la alta repostería europea y ha sabido innovar utilizando frutas típicas peruanas para reinventar las preparaciones clásicas.

Con estudios en diseño gráfico, la repostera más famosa de Perú, no sólo se ha destacado en la cocina, sino también en el mundo editorial. Cuenta con varias publicaciones muy reconocidas, entre las que destaca El gran libro del postre peruano, que le valió en 2011 un Gourmand World Cookbook Award en la categoría de cocina latinoamericana, por su investigación sobre los dulces y postres tradicionales de diversas regiones de Perú.

 

Camille Ratton

Camille Ratton1
  • Originaria de Costa Rica
  • Restaurantes: Kalú, Bakea y Caféoteca
  • Cocina: Fusión de la comida tica y francesa

Camille Ratton, chef propietaria de Kalú, también está haciendo lo propio. Con su anterior restaurante, Bakea, ya se había posicionado como una de las cocineras a vigilar. Desde la apertura de Kalú, en 2007, la popularidad de Ratton ha trascendido fronteras.

Conocida por el uso de ingredientes tradicionales ticos con técnicas de cocción francesas, la cocina de Ratton refleja sus raíces diversas y su curiosidad global con platillos sofisticados y eclécticos.

Formada en Le Cordon Bleu de París, esta chef también dirige el proyecto Caféoteca, ubicado junto a Kalú, en el que el café costarricense es la estrella.

Esta cafetería-biblioteca-taller busca que en cada taza el cliente se lleve, además de mucho sabor, un aprendizaje sobre el producto que degusta, desde la región de la cual proviene hasta el proceso que ha tenido el grano, al mismo tiempo que innova con diferentes técnicas de preparación.

 

Helena Ibarra

Helena Ibarra1
  • Originaria de Venezuela
  • Restaurantes: Chef del restaurante del hotel Palms de Caracas
  • Cocina: Internacional
  • Reconocimientos: Mejor cocinera en los Gourmand World Cookbook Awards de 2011

En Venezuela, Helena Ibarra sigue en boca de todos tras más de 30 años de carrera. Pupila de Joël Robuchon y Gerard Vié, Ibarra es la primera chef venezolana al frente de un restaurante en un hotel cinco estrellas, el Palms en el Altamira Suites de Caracas.

Para ella, la cocina es una labor de comunicación que, en esta época, debe enfocarse en el legado de madres, abuelas y tías, en las memorias gustativas.

Conocida por su trabajo con ingredientes de calidad que conectan a los comensales con el terruño, Ibarra ganó el premio en la categoría de mejor cocinera en los Gourmand World Cookbook Awards de 2011 por su libro Cocina Extra-ordinaria, una compilación de las recetas que la han convertido en una de las mejores chefs de Venezuela.

 

Leonor Espinosa

Leonor Espinosa1
  • Originaria de Colombia
  • Restaurantes: Leo Cocina y Cava
  • Cocina: Autóctona con sabores indígenas de Colombia, con influencias árabes, africanas, caribeñas y europeas.

En un negocio dominado por los hombres, Leonor Espinosa ha sabido relucir con su sensibilidad femenina. Aunque estudió Economía y Publicidad, su vocación artística es lo que destaca en su tendencia culinaria que la ha convertido en una de las chefs más importantes de Colombia.

Estrella de televisión, esta cocinera nacida en Cartagena ha puesto el acento en la recuperación de las tradiciones gastronómicas ancestrales de su país, a lo que ha contribuido no sólo con sus tres restaurantes, sino también por medio de la Fundación Leo (Funleo), donde Espinosa intenta desarrollar además de la cocina, la comida colombiana apoyando a campesinos y productores en comunidades indígenas, bajo el lema de ‘gastronomía para el desarrollo’.

Con su primer restaurante Leo Cocina y Cava, abierto en 2007 en Bogotá, se ganó los aplausos internacionales cuando fue elegido por Condé Nast Traveler como uno de los mejores del mundo.

Posteriormente, en 2010, National Geographic Traveler seleccionó también a Leo Cocina, como una de las 105 mejores experiencias gastronómicas del planeta.

La cocina de Espinosa rescata ingredientes autóctonos y los sabores indígenas de Colombia, así como las influencias —árabes, africanas, caribeñas y europeas— que han ido formado la especialidad culinaria de su país. Hace gala de la creatividad que la ha vuelto famosa en todo el mundo y combina ambas cosas, dando como resultado platillos que sorprenden hasta al más exigente paladar.

 

Siguientes artículos

Review: Fitbit Flex, el wearable para (casi) todos
Por

Esta pulsera para el monitoreo de actividad física tiene el hardware más aguantador, pero flaquea en el lado del softwar...