La empresa invertirá 100 mdd en su crecimiento, así como remodelaciones y ajustes en todas sus salas, las cuales incluyen la infraestructura de Cinemark.

 

 

La autorización de la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) para que Cinemex adquiriera a Cinemark, sólo es el primer paso en la estrategia planteada por la empresa mexicana para ganar el mercado de los cines en México.

PUBLICIDAD

“Traemos una estrategia de crecimiento muy agresiva”, asegura en entrevista con Forbes México Jaime Rionda, director de operaciones de Cinemex.

En los próximos 3 años, la empresa propiedad de Germán Larrea proyecta un crecimiento anual de 20 complejos cinematográficos, es decir, para 2016 llegaría a los 324 complejos, un crecimiento del 22.7%, en comparación con los 264 complejos con los que cerrará 2013, los cuales consideran cerca de 2,359 pantallas.

Tan sólo para 2014, la empresa estima invertir 100 millones de dólares (mdd) en remodelaciones y ajustes al interior de todas sus instalaciones, lo cual incluye las salas de cine recién adquiridas.

Actualmente, su principal competidor, Cinépolis, cuenta con más de 357 complejos en 87 ciudades de la República Mexicana, con más de 3,204 salas de exhibición.

Conoce la estrategia con que Cinemex pretende vencer a la empresa que dirige Alejandro Ramírez.

 

Operación Cinemark

En febrero de este año, Cinemex dio a conocer las negociaciones que lo llevarían a adquirir a Cinemark México, propiedad de la estadounidense Cinemark Holdings, operación que se puso a consideración de la entonces Comisión Federal de Competencia (CFC), misma que negó la autorización en septiembre de este año, ya que argumentó que Cinépolis y Cinemark tendrían el 95% del mercado y podrían convertirse en un duopolio.

Sin embargo, la recién instalada Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) reconsideró el fallo y autorizó esta semana  a Cinemex la compra de la cadena de cines.

“Consideramos que la resolución emitida es justa y está basada en argumentos sólidos”, asegura Rionda.

Mercado de Cines

A partir del próximo sábado 16 de noviembre, la cadena de cines iniciará su proceso de integración con Cinemark:: “Operativamente es un reto, pero había  que tomar el toro por los cuernos y agarrarlo, entrarle duro y rápido… ahora se viene una buena época que es el fin de año”.

Dentro de poco, los 31 cines y 290 salas apagarán paulatinamente el nombre de Cinemark para convertirse en Cinemex, proceso que se estima pueda concluir antes de abril de 2014.

Pero la estrategia de la empresa mexicana nacida hace más de 23 años, no se queda sólo con la adquisición, sino que plantea un crecimiento orgánico que apunta sus reflectores a nuevos complejos en  ciudades como Mérida, Tapachula, Puebla, Tijuana, Monterrey, así como remodelaciones en los Cabos, La Paz y otras regiones que se contemplan a lo largo de la República Mexicana.

“Aunque ahora también comenzamos a ver mercados más pequeños, poblaciones que no están atendidas y que pensamos pueden ser una opción”, dice el empresario sin aclarar las zonas de estas aperturas, pero describiendo complejos que van de las 7 a las 10 salas de cine con formatos tradicionales.

Asimismo, la estrategia incluye el proceso de digitalización de todos los  complejos de Cinemex, lo cual hasta el momento se traduce en  un avance del 65% de las salas de Cinemex, mientras que Cinemark lleva sólo un 30%

 

Expansión internacional

A pesar de que aún no hay nada concreto en los planes de internacionalización, Jaime Rionda asegura que este es el siguiente paso que dará la empresa.

“Hemos coqueteado con la idea del crecimiento internacional en varias ocasiones  y hemos estado cerca de concretar algunas, pero por una u otras cosas no se ha dado, pero estamos viendo hacia Estados Unidos y Sudamérica, en países como Brasil, Colombia y Perú”, dice el directivo.

Este paso le pondría más cerca de los caminos de Cinépolis, quien ya le aventaja con su llegada a la Unión Americana, parte de Sudamérica y Centroamérica, así como India.

“Nosotros vemos a la competencia con buenos ojos, porque la competencia nos ha ayudado a ser mejores y estar más concentrados en aumentar la experiencia que tienen nuestros invitados. Creo que la competencia siempre es buena”, dice convencido.

Jaime Rionda sabe que apenas inicia el proceso más complejo de la competencia, y sabe que esto no es un asunto de magia, sino un trabajo encaminado a una sola mira: “El tema es crecer y convertirnos en un jugador importante”.

 

Siguientes artículos

5 maneras de blindar tu privacidad online
Por

Existen algunas plataformas cuyo objetivo es mantener tus datos lejos de las agencias de mercado y la lupa gubernamental...