“La indignación moral es la estrategia del imbécil para parecer digno.”
Marshall McLuhan

Últimamente he pensado que la indignación se ha convertido en la salida fácil a los problemas que enfrentamos como sociedad. Nos indignamos y “levantamos la voz” una y otra vez ante la injusticia, la descomposición social, la corrupción, la violencia, el autoritarismo y la desigualdad. Esta forma de expresar nuestro descontento muchas veces empieza y termina con una expresión en redes sociales, otras veces en manifestaciones callejeras, pero muy pocas veces en acción.

Una gran manera de convertir la indignación en acción es través de un trabajo voluntario, y éste debe cumplir con 4 condiciones:

  1. Ser intencionado: Debe perseguir un fin y un objetivo positivo y legítimo.
  2. Ser desinteresado: El voluntario no persigue beneficio alguno ni gratificación por su ayuda.
  3. Ser justificado: Persigue la satisfacción de una necesidad.
  4. Ser formativo: Se requieren ciertas habilidades y capacidades para realizar el trabajo y cumplir con los objetivos del proyecto.

Es por esto que considero relevante y oportuno escribir el día de hoy sobre el programa Voluntariado Modelo. Este programa surgió, primero, como un esquema de voluntariado corporativo, y en 2014 se abrió para sumar a organizaciones no gubernamentales e involucrar gente que desde su comunidad tiene la voluntad de donar su tiempo y aportar a distintas causas.

PUBLICIDAD

Voluntariado Modelo promueve actividades locales y corporativas. A nivel nacional se realizan distintas acciones a lo largo del año: Seguridad vial en abril, Día del medio ambiente en junio, Día del consumo responsable en septiembre, Día del voluntariado en diciembre, así como actividades locales y limpieza de playas.

El voluntariado es para Grupo Modelo un importante agente de cambio y de desarrollo económico, social y ambiental. En la participación se busca una oportunidad de desarrollo personal y profesional donde el conocimiento se une y se pone al servicio de los demás.

En 2015, los voluntarios Modelo realizaron un total de 150,000 participaciones voluntarias, 822,000 horas de servicio voluntario y más de 400 iniciativas, todo esto en beneficio de casi un millón de personas.

Hay muchas formas de contribuir de manera positiva en nuestra sociedad, de transformar nuestra realidad día a día y poco a poco. Entendamos, pues, que cada acción que emprendamos en este sentido será más efectiva que el solo hecho de indignarnos o contribuir a la comentocracia de este país.

No se trata de perder la capacidad de asombro ante los hechos que vivimos todos los días, se trata de reconocer que ocuparse es mucho mejor y tiene mayor impacto que la mera indignación.

Infografía 2014 2Visita la página web de Voluntarios Modelo para mayor información sobre este programa.

 

Contacto:

Twitter: @maribelquirogaf / @CervecerosdeMex

Facebook: Maribel Quiroga / Cerveceros de México

Página web: Cerveceros de México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La tarjeta de crédito del Pachuca tiene la anualidad más alta
Por

Las tarjetas de crédito de los equipos de futbol en México ofrecen beneficios como asistir a entrenamientos, firmas excl...