¿Cómo la productividad de los empleados en Brasil disminuyó por el interés de seguir en vivo el Mundial de futbol? Aquí la respuesta.

 

 

Por Jennifer Bolton*

PUBLICIDAD

 

Alineado a las especulaciones de la pérdida de productividad durante la Copa del Mundo, las mediciones confirman que muchos brasileros están tomando tiempo fuera del trabajo para aprovechar la rara oportunidad de ver de cerca a los mejores futbolistas del mundo en partidos altamente competitivos.

Un análisis web de Smartsheet mostró una caída hasta de 53% en las sesiones activas de Brasil en los días en que el equipo brasileño jugaba.

El siguiente gráfico de Google Analytics proporciona una visualización de los últimos 30 días de visitas (sesiones) a Smartsheet de Argentina, Alemania, México y Brasil. Como es de esperar, el tráfico es mayor de lunes a viernes y más bajo en los fines de semana.

México y Alemania mantuvieron este patrón, incluso cuando sus equipos jugaron. Si ellos son como muchas de las personas aquí en Smartsheet, deben haber seguido la transmisión de los partidos en vivo mientras estaban en la oficina. Puntos parciales por productividad.

Argentina mostró una reducción menor en las visitas, excepto en las semifinales contra Holanda. Convenientemente, el 9 de julio fue el día de la independencia de Argentina, un tiempo perfecto para ver el partido.

Por otra parte, Brasil mostró una visible disminución en las visitas a Smartsheet todos los días del partido de Brasil, en comparación con los días de trabajo cercanos.

  • 53% de disminución en las visitas durante el partido Brasil vs. Croacia.
  • 42% de disminución durante el partido Brasil vs. México
  • 35% de disminución durante el partido Brasil vs. Camerún
  • 45% de disminución durante los cuartos de final entre Brasil y Colombia
  • 42% de disminución durante la semifinal entre Brasil y Alemania.

Antes de las semifinales, las visitas a Smartsheet de Brasil volvieron a los niveles normales en los días laborables después de los partidos. La resaca de la celebración no impidió la productividad en los días en que no había partido. Sin embargo, el miércoles después de la aplastante derrota de Alemania, las visitas de los brasileros cayeron 38%, ya que el país lloraba la peor derrota en la historia del equipo y, como si fuera poco, en su propia casa. Claramente, los fanáticos brasileros estaban tan aburridos como su equipo.

 

grafico_brasil

Nota: El partido Brasil vs. Chile fue un sábado, así que la gente tenía el día libre.

 

***

*Jennifer Bolton es profesional de marketing con una pasión por la tecnología útil, diseño elegante, y análisis profundos. Le gusta trabajar con un equipo diverso para servir a sus clientes globales como Director de Marketing Internacional para Smartsheet.

 

Siguientes artículos

Iberostar: los 1,000 mdd que la tormenta no se llevó
Por

La empresa, con 10 hoteles-resort en México, resistió una triple tormenta en 2009: inseguridad, crisis económica y fiebr...