Por Andrés Bayona*

Como creadores de contenidos, el tener una noción clara acerca de la relevancia de la diversidad en nuestras historias es crucial para hablarle a una sociedad cuyo estilo de vida, gustos y relaciones interpersonales continúan en evolución. Por un lado, los medios cumplen un rol integrador de la comunidad al proveer valores, ideas e información que sirven para darle protagonismo a temas clave en la agenda nacional. Así mismo, para lograr el cubrimiento de noticias y la creación de contenidos, es importante tener presente un gran abanico de coyunturas que emergen a diario y que deben priorizarse.

La diversidad de género, la cultura, la etnicidad y la opinión son un prerrequisito para lograr una sociedad pluralista. Sin embargo, desde ambas perspectivas, no es recomendable llegar a los extremos. Concentrarse en profundidad en ciertas temáticas puede resultar en extremo control y censura; por su parte, un contenido extremadamente diversificado puede resultar en una fragmentación radical de las audiencias. A pesar de ello, es fundamental insertar, estratégicamente, temas y personajes diversos en nuestras historias.

Recientemente, Hollywood ha recibido fuertes golpes financieros a raíz de la falta de diversidad en sus películas, además de generar controversia entre críticos de cine y sus espectadores. Casos recientes, como la última adaptación de “Peter Pan”, en el que Warner Bros. fue criticado por racismo después de elegir a la actriz Rooney Mara como Tiger Lily o la decisión de Lionsgate de incluir sólo actores americanos en el elenco de “Dioses de Egipto”, son claros ejemplos de cómo las cuestionadas decisiones de la industria no solo afectan a su reputación, sino también a su negocio.

PUBLICIDAD

Los latinos también hemos sido pobremente representados en las películas de Hollywood. Además de no ser una prioridad, Hollywood jamás había producido una historia con más de ocho latinos en una cinta de más de 50 millones de dólares. Ese “récord” lo consiguió “Coco”, una película en donde Pixar rompió las reglas de la industria, no sólo contando una historia centrada en la cultura mexicana, sino incorporando temáticas adicionales en su narrativa, entre ellos, la muerte y la deslealtad, elementos completamente opuestos a la visión del estudio.

Desarrollar historias en las que prive la diversidad se ha vuelto importante para cualquier negocio. Según un reporte de IDG Enterprise, compañía líder en tecnología, data e investigación de mercados, el 84% de los negocios planea crear mayor contenido en los próximos doce meses. Como resultado, encontrar mejores vías para impactar a la audiencia se ha vuelto significativamente relevante y, sobre todo, obligatorio.

Ahora es el momento perfecto para crear historias únicas, diversas y dinámicas. Además de realizar excelente contenido y de alta calidad, es fundamental identificar la mezcla perfecta que permita que las audiencias adecuadas respondan a nuestras propuestas creativas y, así, lograr el éxito en la estrategia de distribución en diferentes plataformas.

Es cierto: “Content is King”; sin embargo, proporcionar narrativas diversas contribuye a la ejecución asertiva de una estrategia de contenidos, la cual permita incrementar tráfico, audiencia y, adicionalmente, activar conversaciones entre los espectadores. De esta manera, será posible atraer y fidelizar a los usuarios, gracias a la construcción de historias relevantes, incluyentes y disruptivas con las que puedan identificarse y tener discusiones constructivas.

*Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

LinkedIn: Andrés Bayona

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

AMLO pedirá perdón a víctimas de violencia al asumir gobierno
Por

El presidente electo aseguró que en la próxima administración se emprenderán los cambios necesarios para atender las dem...