No todo son malas noticias con la depreciación del peso mexicano frente al dólar. A pesar de que la moneda nacional ha perdido 5.27% de su valor en lo que va del año, colocándose como la tercera divisa más depreciada entre los principales cruces del billete estadounidense, este detrimento hace más atractivo a México para la Inversión Extranjera Directa (IED).

Al cierre de 2015, la IED que llegó a territorio nacional ascendió a 28,382 millones de dólares (mdd), monto 25.8% superior al registrado en 2014, equivalente a 22,568 mdd, según datos de la Secretaría de Economía (SE).

La IED que consiguió México fue impulsada por la compra de Iusacell y Unefon por parte del gigante de telecomunicaciones estadounidense AT&T, además de la venta de un segmento de Vitro, el principal fabricante de vidrio en el país.

PUBLICIDAD

Especialistas consultados coinciden en que un peso barato atrae un mayor número de inversiones, dado que al comparar precios internacionales, los de origen mexicano son más económicos.

“La moneda de México atraviesa por una de sus peores rachas; paradójicamente, esto traerá un beneficio, pues cuando los extranjeros comparen los precios internacionales verán que en el mercado mexicano es más barato comprar mercancía y optarán por invertir aquí”, comenta Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey.

A finales de enero, en la presentación del libro El capital privado y emprendedor, María Ariza García Migoya, directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), comentó que la depreciación en el tipo de cambio es una oportunidad de inversión para los fondos de capital extranjero que desean invertir en el país.

“El tipo de cambio fortalece al dólar frente al peso. Esto da una ventaja a los fondos que quieren aprovechar las oportunidades para comprar activos más baratos”, aseguró García Migoya.

Prueba del interés es que la IED registrada al cierre de 2015 provino de 3,371 sociedades con participación de capital extranjero, revelan cifras de SE.

 

Sectores más atractivos

Por sector, las manufacturas atrajeron la mayor inversión, con 50% del total; servicios financieros, 10%; información en medios de comunicación masiva, 9.8%; comercio, 9%; construcción, 7.3%, y otros sectores, 3.9%.

En este sentido, los analistas indican que por lo menos existen tres industrias en que los inversionistas concentrarán sus esfuerzos durante este año por su potencial de crecimiento:

  • Telecomunicaciones

La reforma abrió un parteaguas en las inversiones extranjeras en el sector, considera Mariana Ramírez Montes, analista económico del Grupo Financiero Ve por Más.

“La reforma ha ayudado a disminuir las barreras de entrada de los competidores, lo que ha hecho más atractivo al sector. México se posiciona como una economía fuerte y sólida”, precisa la especialista.

Las cifras son contundentes: en los últimos dos años y medio, el mercado mexicano recibió 6,700 millones de dólares de IED, equivalentes a casi 12% del total de la inversión extranjera registrada en el país, según cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La dependencia federal estima que en los próximos años el sector podría captar hasta 15,000 millones de dólares, medida que impulsará la creación de empleos y competencia.

En el Network Readiness Index 2015, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), México escaló 10 lugares, al puesto 69, mientras que en el Índice de Accesibilidad a la Conectividad subió a la cuarta posición.

 

  • Automotriz

La industria automotriz en México aporta 3% del PIB nacional, 17% de la producción manufacturera y 32% de las exportaciones totales, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Durante 2015, México se colocó como el primer productor de autos en América Latina, por encima de Brasil, y ocupó la cuarta posición como exportador a nivel internacional.

En los primeros meses de 2015, la industria automotriz captó una IED de 4,592 mdd, el nivel más alto registrado en la historia del sector, reveló la Secretaría de Economía.

“En este momento, México cuenta con fundamentales macroeconómicos más sólidos frente a Brasil, lo que ha ayudado a que los inversionistas miren más al mercado mexicano que a la primera economía de América Latina, además de su favorable posición geográfica con Estados Unidos“, comparte  Ramírez Montes, del Grupo Financiero Ve por Más.

Las grandes empresas automotrices como Ford, Toyota, Nissan, General Motors, Fiat Chrysler y Volkswagen han aumentado su producción o han anunciado su intención de hacerlo, como son los casos de Audi, BMW, Mercedes-Benz e Infiniti.

Respecto a la participación de mercado, en noviembre de 2015 Nissan cumplió 78 meses consecutivos como líder en el segmento nacional, con 25.9%; GM le siguió con 18.7%, mientras que en tercera posición se ubicó Volkswagen, con 13.5%.

“Las empresas de la industria de vehículos ligeros en México realizan actividades que van desde ensamblado y blindaje hasta fundición y estampado de vehículos y motores. Actualmente, más de 48 modelos de autos y camiones ligeros son producidos en México”, precisa en un reporte la convención internacional Automotive Meetings.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) estima que la producción del sector alcanzará las 4 millones de unidades en 2018, y para 2020 llegará a cinco millones.

 

  • Turismo

En los últimos tres años el sector turístico ha reportado cifras récord, lo que ha ayudado a consolidarlo como un motor de crecimiento económico nacional, aseguró José Luis Castro, CEO de CTS (Corporate Travel Services).

“El futuro es promisorio. Tenemos más turistas, inversiones y prestadores de servicios, redes, así como líneas aéreas con más vuelos. Creo que no se pueden equivocar y las reformas de ley secundarias deberán traernos buenos resultados y mejoras en la sociedad”, comentó Castro en la presentación de The Report: Mexico 2015 realizado por Oxford Business Group (OBG).

Al cierre de 2015, el turismo atrajo IED por 17,457 mdd y en promedio aporta 8.7% del PIB nacional.

Para Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en el cual se estiman 120 millones de viajes al año, será una pieza clave para atraer mayor inversión al país, sólo si las obras se concluyen a tiempo.

“El desarrollo a tiempo del nuevo complejo dará credibilidad a México frente a los inversionistas y ayudará a fortalecer otros segmentos turísticos como los de negocios y reuniones que han aumentado en la región. Sin embargo, el encarecimiento de las obras puede representar un severo problema si no se atiende adecuadamente”, precisa Armenta Fraire.

El riesgo de una posible alza en el costo de construcción derivado del incremento en el tipo de cambio del NAICM fue dado a conocer por Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) en la segunda semana de febrero de 2016.

El costo del proyecto originalmente fue de 169,000 millones de pesos en 2014, año en que fue anunciado con un tipo de cambio de alrededor de 13 pesos. Sin embargo, las cotizaciones del dólar por encima de los 18 pesos registradas en 2016 podrían aumentar 17.8% el precio de la obra, equivalente a más de 200,000 millones de pesos.

“Entre 30 y 40% del proyecto es sensible al tipo de cambio porque son commodities que se cotizan a nivel internacional o equipos que se van a importar. No obstante, nuestros ingresos están denominados en dólares y los 6,000 millones de dólares que vamos a captar en el mercado cubren la apreciación de esos insumos y nos queda un beneficio”, aseguró Patiño durante el anuncio.

 

¿Qué falta por mejorar?

Aunque México se ha vuelto más atractivo para los inversionistas extranjeros, la analista del Grupo Financiero Ve por Más comparte que, en contraste con otras economías, como China o incluso Brasil, pese a su actual panorama económico, a este país “todavía le queda mucho por hacer”.

Al cierre del año pasado, el dragón asiático captó 126,270 mdd; Brasil 75,080 millones, e India 34,900 millones.

“El tamaño de las economías es muy variado, pero México, como muchos otros países, se enfrenta a situaciones que restan brillo a las inversiones globales”, dice Mariana Ramírez Montes.

Para los analistas, la corrupción y la violencia son los principales frenos a los flujos de inversión extranjera hacia el país.

“La delincuencia, medida por las tasas de homicidios y de secuestros, sí se asocia significativa y negativamente con la IED”, detalla un análisis elaborado por Manuel Bernal Zepeda y Ramón Castillo Ponce para la revista de Bancomext.

Estimaciones realizadas por Transparencia Internacional (TI) revelan que la corrupción le cuesta a México aproximadamente 347,000 millones de pesos, equivalentes a 9% de su PIB.

Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey, comenta que la corrupción y la violencia son factores negativos, pues obligan a los inversionistas a buscar otros mercados más seguros.

“Garantizar un Estado de derecho y brindar mejores condiciones de seguridad, así como un mayor combate a la corrupción, ayudaría a mejorar la percepción negativa que algunos inversionistas todavía tienen de México y que ni aun con las reformas se ha logrado cambiar.”

 

Siguientes artículos

fed
Fed mantiene tasas; espera repunte de inflación
Por

La Fed destacó que Estados Unidos sigue enfrentando riesgos por la incertidumbre de la economía global.