En la recta final del año los gastos están a tope. Una de las mejores formas para iniciar el 2018 es ordenando tus finanzas: organizar con claridad qué deudas tienes y cómo les harás frente. Para hacer este balance de forma más sencilla, el último día del año haz un recuento de todos los gastos y deudas que tendrás, es decir, haz un aproximado de los gastos recurrentes para el siguiente año y suma aquellas deudas que acumulaste, así conocerás a ciencia cierta cuánto dinero debes apartar para ir calentando los motores del año venidero.

En la planeación de tus finanzas, el aguinaldo o los bonos que hayas recibido, deberían ayudarte a pagar deudas, o de lo contrario es momento de comenzar a encontrar otras alternativas. Entre las mejores formas para hacer frente a tus gastos de fin de año están:

  • Si tienes una tarjeta de crédito

Si cuentas con una tarjeta de crédito y la usaste para comprar regalos o artículos en las cenas y convivios, casi llegas al límite de tu crédito y buscas una forma de liquidar tu deuda, lo mejor es tratar de refinanciar o pasar tu deuda a otro plástico con otro banco que te ofrezca una tasa de interés menor y mejores facilidades de pago.

Para ello, existen ciertas tarjetas de crédito que te permiten reajustar las deudas que tienes con otros bancos y transferirlas al nuevo plástico que solicites. Acércate al banco de tu preferencia y pregunta si cuentan con algún producto de transferencia de deuda o de saldo, como también se les conoce, que te permita refinanciar la deuda actual.

PUBLICIDAD
  • Financiarte con tu aguinaldo o bonos

Una forma de no endeudarte con otras personas o instituciones financieras es autofinanciarse, ya sea con el dinero de tu aguinaldo o bonos que hayas recibido en diciembre, o con algún ahorro que tengas. En este caso, toma parte de ese dinero y fija una fecha para reponerlo. Así, liquidarás tus deudas y repondrás el dinero con los pagos y plazos que mejor te convenga sin tener presión de deberle a un tercero.

Es recomendable que siempre tengas una cantidad de dinero ahorrada equivalente a tres meses de tus ingresos, así, en situaciones imprevistas o de urgencia podrás utilizar ese dinero sin tener que adquirir deudas adicionales.

Si debes dinero a alguna institución busca alternativas realistas y accesibles para liquidar lo antes posible, de lo contrario terminarás pagando más por los intereses que se puedan generar al no pagarla a tiempo. Mucho cuidado con pagar una deuda con otro endeudamiento, si esta segunda opción será más cara y larga de mantener.

Tip: para que tengas un mejor control de tus finanzas, tanto al corto como largo plazo, siempre lleva una bitácora o registro del dinero que tienes. En ésta haz una relación de tus gastos así, sabrás cuánto dinero estás manejando y ajustarte a ese estilo de gasto.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Evita focos rojos en tu empresa
Por

La vida de la empresa familiar parece acechada. Decenas de amenazas se encuentran alrededor y no tomarles la importancia...