Moody’s completó el viernes un ciclo de baja en la calificaciones soberanas de México por parte de las principales agencias. 

¿Qué implica para el país la baja en las notas? Las calificaciones de riesgo son una especie de ‘termómetro’ para que los inversionistas conozcan la capacidad de pago de los instrumentos de inversión en los mercados. 

Cuando ocurre una baja, generalmente las emisoras ven una subida en el costo de la deuda que toman en los mercados. 

Lee también: ¿Cuántas calificadoras necesita México?

Para poder ser un emisor de bonos en los mercados internacionales, el gobierno de requiere contar con dos calificaciones soberanas. México cuenta con al menos cinco notas soberanas asignadas por las calificadoras DBRS, Fitch Ratings, HR Ratings, JCR (Japan Credit Ratings), Moody’s y Standard and Poor’s (S&P). Algunas son pagadas y otras se realizan como acciones de calificación no solicitadas, pero útiles para referencia de otros emisores. 

Desde 2000, México está situado en la categoría de ‘grado de inversión’ por Moody’s, que también fue la última en reducir la nota la semana pasada, Fitch y Standard & Poor’s otorgaron grado de inversión a México en 2002.

Se dice que una nota es ‘grado de inversión’ cuando no existen factores que comprometan o pongan en duda el pago de las obligaciones. 

“El tipo de cambio no reaccionó de manera severa debido a que el mercado ya estaba cerrado cuando se anunció el recorte y además porque en parte ya estaba descontado”, explica Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base. 

Cuando las calificaciones se sitúan en grado BB+ (en escala de S&P y Fitch) o Ba1, se habla de que la deuda se ubica en terreno especulativo, pues se ve limitada o cuestionada la capacidad de pago de los emisores. 

Cada calificación cuenta con una perspectiva, que es la visión que se tiene de la calificación, puede ser negativa (indica que la calificación puede cambiar a la baja en los siguientes 18 meses), estable (que no hay motivo para intuir algún cambio en el mediano plazo) o positiva (que puede haber un cambio al alza pronto).

¿Qué tan lejos está México del grado especulativo?

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

 

Siguientes artículos

Alza gasolinas
Alzas en gasolinas y pollo aceleran inflación a 3.3% en junio, más de lo esperado
Por

El índice de precios al consumidor arrojó una tasa anual de un 3.33%, comparado con un 2.84% en mayo, según datos del In...