Por Mario A. Esparza*

En palabras de Jacqueline Leo, editora en jefe de The Fiscal Times y ex vicepresidente del Reader’s Digest, “hay una aplicación móvil para casi cualquier cosa que quieras hacer, cualquier situación que enfrentas”. Esta afirmación no está alejada de la realidad; buscar trabajo, realizar compras, hacer reservaciones, atrapar un pokémon y tomar un taxi, entre otras actividades, se pueden realizar a un “touch” de distancia.

En un contexto de movilidad e hiperconectividad, los consumidores se encuentran inmersos en la “economía de las aplicaciones”, tendencia en crecimiento donde el avance del software y aumento del número de apps móviles están redefiniendo las reglas del negocio y los hábitos de consumo.

La consultora Gartner pronosticó que en 2017 se alcanzarían 270 mil millones de descargas de apps en el planeta. Además, el mercado mundial de aplicaciones móviles está valuado en 85 mil millones de dólares y genera un millón de empleos globales.

PUBLICIDAD

Ante este escenario, es sorprendente como la “app economy” ha transformado los negocios y la vida de la población, ya que sin importar el sector, los grandes jugadores tienen aplicaciones móviles. Facebook, Tinder, Uber, Airbnb, YouTube, Instagram, Netflix, Twitter, Spotify y WhatsApp son solo algunos ejemplos del poder de las apps y la poderosa actividad económica que generan a su alrededor.

Actualmente, las apps son la tarjeta de presentación ante clientes actuales y potenciales usuarios, así como una prioridad empresarial en su agenda hacia la Transformación Digital y redefinición de su modelo de negocio. Según datos de la consultora App Annie, se espera que para 2020 los ingresos por aplicaciones móviles alcancen los 189 mil millones de dólares, lo cual representa una gran oportunidad tanto para las empresas que las diseñan como para las plataformas que las distribuyen (App Store, Google Play, Microsoft Store, etc.).

App Annie destaca que en promedio los consumidores móviles utilizan más de 30 aplicaciones al mes, por lo que entre un mar de apps, es clave posicionarlas correctamente en las tiendas para conseguir mayor activación y descargas.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. La consultora tecnológica Bluumi compartió que 4 de cada 5 aplicaciones acaban siendo borradas por falta de espacio, mala experiencia de usuario (UX) o porque no aportan valor a los usuarios; además, 95% de las apps son eliminadas a los 15 días.

Como dato curioso y a la vez alarmante, seis de cada 10 aplicaciones que existen en App Store nunca han sido descargadas, mientras que por cada aplicación exitosa como Waze o LinkedIn, hay decenas de miles que perecen con la misma velocidad y anonimato con que nacieron. Para que esto no suceda, una app debe ofrecer valor, información confiable y una satisfactoria UX.

Datos de eMarketer señalan que México ocupa el segundo lugar en Latinoamérica respecto al uso de apps en dispositivos móviles, solo por detrás de Brasil, por lo que no hay vuelta atrás de las empresas mexicanas en su camino hacia la digitalización. Y tú, ¿ya estás listo para integrarte a la economía de las aplicaciones?

*Chief Content Officer.

 

Contacto:

Correo: mes[email protected]

Twitter: @HBK0801

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué los usuarios abandonan el Facebook?
Por

Hay muchos motivos por los cuales los usuarios deciden irse de esta red social, temporal o definitivamente. Sin embargo,...