Se estima que previo a que existiera la agricultura, hace cerca de 10, 000 años, el ser humano ya consumía leche, como parte de su dieta habitual. A lo largo de la historia, este alimento no sólo ha sido de vital utilidad, formando un papel importante en la cultura y la correcta alimentación; también ha sido reconocido como algo superior.

El poder de la leche, vivo hasta nuestros días a través de dignos representantes (como Leche Alpura) se ha constatado también en culturas milenarias, en donde se creía que los dioses y los reyes de la antigua Sumeria beberían leche para volverse fuertes e inmortales. Así también, los antiguos griegos consideraban la leche como medicina y sus atletas olímpicos se alimentaban con leche. De igual forma se sabía que tanto la esposa de Nerón como Cleopatra se bañaban con leche regularmente para rejuvenecer su piel. 

Durante las primeras cruzadas de la conquista, cuando los misioneros españoles viajaron a Perú, en 1553, notaron que la población local en Cuzco bebía ya leche de llama. Muchos años atrás, en el año 3000 a. C., los antiguos egipcios eran grandes consumidores de lácteos y registraron su producción lechera en las paredes de los templos. Por su parte, Julio César creía que los celtas y los alemanes eran tan grandes porque comían carne y bebían leche.

El poder de la leche también se extendía a las antípodas orientales. En el Este de Asia, la leche se consumió mucho en Mongolia, pero en China el consumo de leche entró y salió de moda en diferentes períodos de tiempo. En tanto, los japoneses consumieron productos lácteos de vacas importadas de Corea del Sur.

Beneficios de la leche

Hoy en día, la mayoría de las personas toman leche de vaca y sus valores nutrimentales la dotan de un lugar privilegiado como un alimento sumamente esencial en nuestro desayuno, comida fundamental para arrancar bien el día y punta de lanza de una correcta alimentación. 

Bien dicen que lo que bien comienza, bien termina, y un vaso de Leche Alpura del desayuno guarda un sinfín de información y valores que siguen vivos, dan vuelta al mundo y lo colocan como un multivitamínico y complejo micronutrimental de alto valor y calidad. Es momento de reconocer la grandeza de un alimento mundial.

Si te lo perdiste: origen, calidad y grandeza natural

 

Siguientes artículos

Exportación de basura plástica: si el consumo no se frena, el problema no se arregla
Por

El G20 debate sobre la contaminación de los océanos con residuos plásticos. El problema también ha sido tratado por los...