Este deporte no tiene límites y otra vez vuelve a demostrar que puede llegar a lugares recónditos del mundo. Para Al Horford, el mejor jugador de basquetbol netamente dominicano, era un sueño que el programa Baloncesto Sin Fronteras pisara la tierra del merengue.

 

Por Hansel Omar Matthews

Horford pal­pó el pro­grama en 2008, cuando se realizó en México. Para esa ocasión el nativo de Puerto Plata apenas tenía un año en la National Bas­ketball Association (NBA, por sus siglas en inglés) y ahí comenzó a apreciar cómo otros connacio­nales podrían saltar a la mejor liga del mundo.

PUBLICIDAD

Baloncesto Sin Fronteras inició en 2001 en Italia, patrocinado por la NBA y la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), con el obje­tivo de expandir el popular deporte a todos los lugares del mundo, inclusive a sitios inhóspitos. El fin es que se conozca el deporte del aro y el balón y se pueda reclutar el mayor talento disponible. El programa ya se ha realizado en Europa, Asia y África, mientras que en América se ha llevado a cabo en Brasil, México, Puerto Rico y Argentina.

En esta oportunidad, la Repú­blica Dominicana pudo apreciar, del 16 al 19 de agosto pasado, a 51 jugadores de 18 naciones, talentos de Haití, Venezuela, Islas Vírgenes, Costa Rica, Jamaica, Chile, Ecuador, Puerto Rico, Canadá, El Salvador, Brasil, Bahamas, Estados Unidos, Paraguay, Venezuela, Argentina, Co­lombia y, evidentemente, República Dominicana.

Estos prospectos, todos nacidos en 1998, realizaron entrenamientos, además de Horford, con su padre Al­fred y el retirado Luis Felipe López. También se sumaron los actuales NBA Charlie Villanueva (Dallas Ma­vericks), Luis David Montero (Port­land TrailBlazers), Corey Brewer (Houston Rockets) y Luc Richard Mbah a Moute (Filadelfia Sixers. Phillipe Moggio, vicepresidente senior de la NBA, destaca que la República Dominicana, en propor­ción con su población, es el país con mayor cantidad de jugadores activos en la NBA, a los que se agrega una gran cantidad de jóvenes que se des­tacan en el baloncesto universitario y colegial de los Estados Unidos.

Moggio precisa que Baloncesto Sin Fronteras ya ha tocado a más 2,400 jóvenes de 180 países. “Este programa es una ventana para los chicos. Por ejemplo, Marc Gasol, de Memphis Grizzlies, llegó a la NBA luego de ser captado en nuestras clínicas, además de otros 36 talentos del resto del mun­do”, informa Moggio.

Moggio no se cansó de resaltar el avance del baloncesto en el país y puso en evidencia a Karl Anthony Town Cruz, hijo de madre dominicana, quien se convirtió este año en la primera elección del sorteo universitario de Estados Unidos. El conjunto de Minnesota Timberwol­ves se hizo de sus servicios y le garantizó unos 30 millones de dólares por cuatro temporadas. El dominicano, de 19 años, apenas jugó una tempo­rada en la universidad de Kentucky.

“Esto es increíble, ver a tantos compatriotas juntos en la mejor liga”, exclama el veterano Luis Felipe López, quien se desempeña como embajador de la NBA para la República Dominicana, sirviendo de enlace entre la entidad deportiva y esta nación.

“Es un honor ser embajador de la NBA y participar del Baloncesto Sin Fronteras, clínicas que ayudan a los novatos para toda la vida”, dice López, quien fue el primer jugador dominicano que se estableció en el baloncesto norteamericano.

López, de 40 años, debutó el 7 de febrero de 1999 con la desaparecida franquicia Vancouver Grizzlies y luego paseó su talento por Washing­ton Wizards y Minnesota.

“Este tipo de programas facilita a que otros puedan dar el salto que yo di. Ahora la NBA se traslada hacia todas partes de forma rápida, situación que no existía del todo en aquellos tiempos”, argumenta el exjugador de la posición defensa tirador, quien estudió en los Estados Unidos, en el colegial de Rice, Nueva York, y continuó en la universidad de St. John’s, también en el estado de la ciudad que nunca duerme.

Sin embargo, el jugador Villa­nueva tiene otra versión en relación a los dominicanos. “Con la llegada de Montero, el país comenzará a llevar talento que no necesariamen­te se forme en los Estados Unidos. Ya estamos viendo a muchachos que son hechos por los entrena­dores nativos y los resultados son evidentes”, dice.

El caso de Montero es digno de estudio. El dominicano, de 22 años, llegó a los Estados Unidos cuanto tenía casi 19 años para terminar el bachillerato y se inscribió en Wilbraham & Monson Academy, de Massachusetts. Luego jugó balon­cesto universitario al matricularse en Westchester Community College.

Para 2015, Montero se arriesgó y se hizo elegible al sorteo de la NBA, pero no fue escogido. Sin embargo, Portland, luego de finalizadas todas las rondas del draft, se hizo de los servicios del dominicano y está traba­jando “arduamente” en varias facetas.

“Yo mido 6 pies y 7 pulgadas y peso 198 libras en la actualidad, por lo que la gerencia de Portland trabaja con una dieta para que llegue a las 215 libras. Además, tras la Liga de Verano, vamos a trabajar en mi tiro del perímetro y la inteligencia dentro del juego”, explica Montero.

basquetbol_nba_rd1

JetBlue de la mano con la NBA

La NBA realizó una clínica de ba­loncesto en El Almirante, un sector de Santo Domingo Este, en la zona metropolitana de Santo Domingo, que tenía su cancha fuera de servicio desde hace 15 años.

Sin embargo, JetBlue, junto a la NBA y la FIBA, se aplicaron a la remodelación de la instalación con el fin de que los niños de la barriada puedan practicar deportes.

Para Dennis Corrigan, vicepre­sidente de Operaciones de JetBlue, este tipo de detalles explica el sentir de la aerolínea de apoyar e incenti­var a los niños para que practiquen cualquier deporte.

Corrigan apunta que la compa­ñía se mantendrá de la mano con la NBA a fin de que se siga llegando a lugares necesitados y así fomentar la práctica deportiva.

Por ejemplo, recordó que JetBlue ya estuvo como patrocinador de las Águilas Cibaeñas, equipo de béisbol dominicano, y que ahora expande su campo de acción hacia otros rinco­nes del país.

 

Siguientes artículos

Después de las reformas, ¿qué sigue? Empresas responden
Por

Ahora, después de que se aprobó una serie de cambios legislativos en varios sectores, el combate a la corrupción y la in...