Por Gonzalo Alonso*

Las plataformas de gestión y procesamiento de pagos, como la de CuentasOK, jugarán un papel importante para el impulso de la economía global en los próximos años.

A medida que estas plataformas Fintech aumenten su penetración en mayor cantidad de sectores e industrias, veremos un mayor impacto en distintos tipos y tamaños de la economías: global, nacional, regional e hiperlocal.

Adiós efectivo, hola transparencia

PUBLICIDAD

Uno de los impactos culturales inmediatos que vemos que las empresas y los usuarios buscan en este tipo de plataformas, es la reducción del uso de efectivo para sus transacciones.

Este es un efecto de Transformación Digital monumental porque, en los países con economías en desarrollo como el nuestro, como América Latina y muchos de los países asiáticos con los que hacemos negocios, el dinero en efectivo es un medio de transacción en el que se despoja de transparencia a todos los actores que participaron en dicha transacción.

Y aunado a esto, se agrega el agravante de que el efectivo también se ha convertido en un instrumento de corrupción y lavado de dinero en prácticamente todo el mundo.

Entonces, una manera de regular las economías subterráneas y combatir el lavado de dinero, es impulsar la adopción de una plataforma transaccional en la que cada movimiento sea registrado e indexado, que permita tener el control de cada centavo traspasado entre actores.

El mejor ejemplo de todo esto lo vimos en India hace poco más de un año, cuando el Primer Ministro Narendra Modi anunció, que, de manera efectiva casi inmediata, los billetes de 1,000 y 500 rupias (casi el 86% de todo el dinero en circulación) en su país dejaría de tener valor.

Así, el Primer Ministro Modi planeó atacar una economía donde casi el 90% de las transacciones eran en efectivo, lo cual significaba un dramático agujero fiscal. Esta misma publicación destacó que en 2013 sólo el 1% de la población en India pagó impuestos por sus ingresos.

Estas medidas impulsan la bancarización de la población, regulan y dan a las autoridades una mirada hacia cómo está el flujo de la economía y ponen al alcance de un mayor porcentaje de población instrumentos bancarios de crédito e inversión, con lo que también aumenta la sofisticación de los usuarios.

México, veloz pero aún falta mucho

Una de las grandes ventajas de México al haber iniciado desde antes el paso a la factura electrónica y el CFDI es que va adelantado y tiene mayor velocidad en todo este proceso que otros países de la región de América Latina.

Sin embargo, más que velocidad, a mí me gustaría ver un cambio de enfoque, pues desde el lado de quienes desarrollamos estas plataformas, he reconocido que existe una tentación por crear cosas más de moda o populares, sin cuestionarse si están dentro de los parámetros de regulación en nuestro país o inclusive si la plataforma tecnológica de México es la adecuada para lo que están proponiendo.

Antes de crear el ‘tinder de las transacciones’, por ejemplo, deberíamos ver si existen las condiciones (de regulación y tecnología) para que algo así realmente cause impacto en nuestro país.

Me gustaría ver a emprendedores abordando las transacciones primarias de los bancos, las que se hacen todos los días y democratizar el acceso y entendimiento de ellas.

Estamos convencidos de que distribuir el dinero de forma clara e indexada ayudará a todo mundo, usuarios, empresas y autoridades a identificar mejor los caminos y oportunidades para el crecimiento.

*CEO de CuentasOK, Co Fundador de ClowderTank y Conferencista Internacional.

 

Contacto:

Twitter: @gonzoogle / @Cuentas_OK

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Industria solar sale ilesa de la guerra arancelaria de Trump
Por

Asolmex adelantó que su disputa jurídica con las autoridades mexicanas por el arancel a paneles solares ya casi está res...