La industria energética y de construcción tienen una mayor tendencia de accidentes fatales; el esquema e outsourcing contiene la mayoría de los eventos, indicó la STPS.

 

 

El sector energético y de construcción son las industrias con más accidentes fatales para sus trabajadores, así lo indicó el director de inspección federal  de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfredo Hernández Martínez, durante la II Sesión Informativa de Actualización Laboral que organizó el bufete jurídico, Sales Boyoli.

“Estos sectores muchas veces están asociados a fatalidades”, reveló el funcionario en conferencia de prensa.

Otros sectores que representa, según Hernández, una tendencia alta de accidentes es el agrícola, tiendas departamentales y de autoservicio, aunque en grado de siniestralidad, es decir, que no son fatales.

“Existen muchos (accidentes), pero son lesiones leves: esguinces, caídas, etcétera”.

PUBLICIDAD

En términos de recurrencia, las tiendas departamentales y de autoservicio son las que reportan más accidentes por su dimensión, pues “están en todo el país”.

Las multas más comunes son por condiciones de seguridad e higiene, en particular por falta de señalización, iluminación, combate a incendios y equipo de protección personal.

El monto por multa, explica Hernández, va de 250 a 5,000 salarios mínimos. En enero de 2015, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) asignó el monto por salario mínimo entre 66.45 pesos y 70.10 pesos diarios.

Sin embargo, aunque los inspectores detecten inconsistencias, éstas no se traducen en multas, pues las empresas tienen cinco oportunidades antes de recibir una sanción. No obstante, Hernández precisó que las multas pueden individualizarse. Puso como ejemplo que si una empresa incumple con el pago de utilidades o aguinaldo, y eso involucra a 30 trabajadores, la multa aplicará por cada uno de los empleados que no recibió su prestación.

 

Outsourcing, fuera del radar

Hernández también comentó que la mayoría de accidentes laborales se ha detectado bajo esquemas de tercerización del empleo, aunque no detalló cifras.

Asimismo, la Dirección General Federal del Trabajo desconoce el tamaño del “fenómeno” de la subcontratación o outsourcing en México, dijo el directivo.

“Sabemos que existe porque, en el día a día nuestros inspectores lo detectan, pero no tenemos la cifra de cuántas empresas están usando la figura del outsourcing”.

La subcontratación se refiere a un proveedor de recursos humanos para empresas, que se encarga de administrar las nóminas y prestaciones de los trabajadores.

El directivo dijo que se encuentran en diálogos con Coparmex, El Consejo Coordinador empresarial (CCE) entre otras asociaciones empresariales para mejorar las condiciones de los trabajadores que son empleados bajos este esquema.

 

Siguientes artículos

Acciones europeas pierden 450,000 mde en valor durante jornada
Por

Las bolsas de Fráncfort y París perdieron un 4.7 y un 5.4%, respectivamente. El mercado de Atenas -que ya arrastra caída...