La economía de Estados Unidos creció en 2016 a una tasa de 1.6%, por debajo del 2.6% observado en 2015, lo que representó su menor ritmo de crecimiento desde 2011.

En el dato correspondiente al cuarto trimestre del año pasado, el Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense aumentó a una tasa anualizada de 1.9%, por debajo del dato esperado de 2.2% por los analistas, de acuerdo con la primera estimación del último trimestre de 2016 de este indicador, publicada este viernes por el Departamento de Comercio.

Esto representa una desaceleración desde su ritmo de crecimiento de 3.5% del tercer trimestre.

Por otro lado, el gasto en consumo creció a una tasa anualizada de 2.5%, en línea con las expectativas.

En momentos en que el mercado laboral se encuentra cerca del pleno empleo y comienza a brindar apoyo al gasto del consumidor, las perspectivas para la economía son esperanzadoras. Además de que el crecimiento de este año también podría recibir un impulso de las promesas del presidente Donald Trump para aumentar el gasto en infraestructura, bajar los impuestos y reducir las regulaciones.

Con información de agencias.

 

Siguientes artículos

No es tiempo de entretenimiento, es un tiempo de entrenamiento: Daniel Habif
Por

El conferencista nos insta a buscar lo mejor de nosotros en tiempos de adversidad: no es momento de quedarse quietos, es...