Una importante ventaja de los ETF es que cotizan en bolsa durante toda la sesión, mientras que los fondos de inversión operan a un solo precio en el día.

 

 

Los ETF (e-te-efe) son fondos que se compran y venden en bolsa. Sus siglas derivan de su traducción del inglés: exchange-traded funds, aunque la figura jurídica que utilizan en México es la de fideicomiso.

Los ETF permiten realizar inversiones en los distintos mercados de deuda, monedas y capital. En la bolsa mexicana cotizan localmente poco más de 20 y en el SIC (Sistema Internacional de Cotizaciones) casi 500.

¿Qué los hace únicos? Son vehículos de inversión que nos permiten, como inversionistas, expresar nuestros puntos de vista sobre los diferentes mercados de nuestro interés en instrumentos que generalmente replican un índice o un mercado de referencia.

Esto quiere decir que la administración de las inversiones en un ETF es pasiva: el ETF va cambiando sus inversiones conforme se van moviendo los instrumentos financieros que conforman el índice de referencia que sigue el ETF.

Por lo tanto, si un ETF tiene como misión replicar el IPC de la bolsa, las acciones que compra y vende van cambiando conforme se van moviendo las acciones del índice que busca replicar. Los hay de todos sabores y colores: de monedas, que replican el comportamiento de una moneda en particular; de deuda, que replican el comportamiento de un índice de deuda; de petróleo, que replican el precio de distintas mezclas de crudo… y muchísimos otros más.

Publicidad

Esta administración pasiva de los ETF es su mayor diferencia con los fondos de inversión, que generalmente tienen una administración activa. Es decir, el administrador del fondo tiene como objetivo “vencer” a un índice de referencia, no replicarlo, como el administrador de un ETF, y la forma en que lo intenta hacer se describe en el prospecto de inversión de dicho fondo.

Una ventaja muy importante de los ETF sobre los fondos de inversión es que los ETF cotizan en bolsa durante toda la sesión, mientras que los fondos de inversión operan a un solo precio en el día. Por lo tanto, en un día en particular es más eficiente reaccionar a cambios en el mercado y ajustar una inversión operando un ETF que un fondo.

Vale la pena adentrarnos en el mundo de los ETF para construir portafolios de inversión más robustos e interesantes.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Kuspit1

Facebook: Kuspit1

YouTube: Kuspit1

Página web: Kuspit

Blog: Dinero Joven

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Comer ensalada para pagar menos por tu seguro?
Por

El futuro del cálculo de tu seguro incluirá los hábitos saludables que realices en tu vida.     Vivimos en la...