Bajo presión de miembros de su propio partido, grupos religiosos e hispanos, los líderes de la Cámara baja están modificando su postura de oponerse a otorgar la ciudadanía a inmigrantes ilegales. 

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

 

Los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzaron a unirse para apoyar la idea de otorgar la ciudadanía a niños de inmigrantes ilegales, su primera medida sobre el tema de cómo lidiar con los millones de extranjeros indocumentados que residen en el país.

El Senado, con el apoyo de 14 republicanos, ya aprobó una amplia ley de inmigración que aumentará las visas laborales, invertirá 46,000 millones de dólares para reforzar la seguridad en la frontera con México y otorgará una forma de acceder a la ciudadanía a los inmigrantes ilegales.

“Ciertamente no comparten la culpa de sus padres, dijo el presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, Bob Goodlatte, en una audiencia para examinar el asunto.

“No creo que los padres que tomaron la decisión de entrar ilegalmente a Estados Unidos, obligando a sus hijos a acompañarlos deberían recibir el mismo trato que estos niños”, declaró el presidente de la comisión.

Los representantes republicanos coinciden con los demócratas de que el sistema inmigratorio del país no funciona. Pero están profundamente divididos sobre cómo cambiar las leyes y se oponen a otorgar a los aproximadamente 11 millones de extranjeros indocumentados una vía para acceder a la ciudadanía, comparándolo con recompensar a quienes violan la ley.

Eric Cantor, el segundo republicano de la Cámara de Representantes, y Goodlatte trabajan en un proyecto de ley para dar a inmigrantes ilegales jóvenes una forma de acceder a la ciudadanía, que es similar a una ley propuesta por los demócratas a la que se opusieron en el 2010.

Pero los hijos de inmigrantes ilegales ya rechazaron el enfoque de los representantes republicanos, diciendo que dividirá a las familias y es discriminatorio contra el resto de la población indocumentada en Estados Unidos.

Hablando a un pequeño grupo de donantes políticos, Pelosi detalló una estrategia que requeriría que un mínimo de 25 republicanos se aparten de la postura partidaria y se unan a los demócratas para hacer avanzar la ley en la cámara.

 

Siguientes artículos

Crece 35% cartera de Banco Compartamos en segundo trimestre
Por

Banco Compartamos reportó un ingreso financiero de 2,647 mdp, con un incremento de 35.3% en su cartera de crédito total....