Reuters.- Los principales negociadores de Estados Unidos y China se reunieron para cerrar una semana de conversaciones que ha visto a ambas partes esforzándose para detallar cómo reducir las profundas diferencias sobre el rol de Pekín en el comercio mundial.

Si ambas partes no alcanzan un acuerdo para la medianoche del 1 de marzo, se produciría una escalada en la guerra comercial que ya suma siete meses. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aumentaría los aranceles a un 25 por cie  desde 10% a bienes importados chinos avaluados en 200.000 millones de dólares.

Trump se reunirá más tarde el viernes con el viceprimer ministro chino, Liu He, en el Salón Oval.

Un aumento en los aranceles sería un nuevo golpe a los manufactureros que lidian con la interrupción de su modelo de negocios causada por los aranceles mutuos impuestos en una guerra comercial que ha afectado a los mercados y ha frenado el crecimiento mundial.

Miembros del equipo negociador chino declinaron realizar comentarios sobre el estado las negociaciones el viernes cuando ingresaban a la oficina del Representante Comercial estadounidense, Robert Lighthizer.

Dos miembros de la delegación china, que no entregaron sus nombres, dijeron a Reuters que no sabían si las conversaciones serían extendidas más allá del viernes.

Reuters reportó en exclusiva el miércoles de que ambas partes comenzaban a delinear un acuerdo sobre temas estructurales, redactando un lenguaje para seis memorandos de entendimiento sobre las reformas propuestas por China.

 

Siguientes artículos

Cómo romper estereotipos y aspirar a un Oscar
Por

Seguramente los alumnos de Yalitza recordarán sus clases, sus bailables, sus tareas, su letra en el pizarrón; ahora, rec...