El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, indicó que el banco central estadounidense posiblemente ajustará a mediados de próximo año su política monetaria.

 

Reuters

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no quiere tener que “dar marcha atrás” tras elevar las tasas, por lo que pacientemente debería buscar la forma de subir la inflación a un nivel sostenible de 2%, que es su meta, indicó este lunes el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans.

PUBLICIDAD

“Si seguimos en este ambiente por un período extendido de tiempo y entonces hubiera un declive, habríamos agotado nuestras mejores herramientas de política”, dijo Evans en el canal de televisión CNBC.

Citando a los bancos centrales de Europa y Japón, que según dijo tuvieron que “dar marcha atrás” tras ajustar sus políticas debido al lento crecimiento y la inflación muy baja, Evans dijo: “no, no queremos tener que hacer eso”.

El banco central estadounidense ha mantenido las tasas cerca del cero por ciento desde fines del 2008 para alentar el crecimiento económico y las contrataciones, que han estado mejorando.

La Fed apunta a terminar su programa de compras de bonos para estimular la actividad el próximo mes y ha dicho, en una declaración de política, que no prevé elevar las tasas “por un período de tiempo considerable” posteriormente.

Evans, un funcionario de la Fed que favorece la expansión monetaria y recupera el derecho a voto en el comité de política del organismo el próximo año, sugirió que el comunicado se alteraría en la próxima reunión del banco central, el 28-29 de octubre, porque de otro modo quedaría “obsoleto”.

El funcionario repitió que es posible que la Fed ajuste su política monetaria en junio del próximo año pero que fácilmente podría esperar más tiempo.

 

Siguientes artículos

Pimco anticipa salida de flujos tras renuncia de Gross
Por

Luego del repentino anuncio del cofundador del grupo de inversión, el presidente ejecutivo del gestor de activos, Doug H...