México tiene una posición relativamente baja en términos de indicadores de gobernabilidad relacionados con el estado de derecho y el control de corrupción, resaltó la calificadora.

La agencia calificadora Fitch reafirmó la nota crediticia de México en ‘BBB+’ con perspectiva estable, debido a la disciplina en sus políticas económicas, su estabilidad macroeconómica, los bajos desequilibrios y un sector bancario sólido.

“Estas fortalezas compensan suficientemente las limitaciones de la calificación, las cuales incluyen debilidades estructurales en sus finanzas públicas, una intermediación financiera relativamente baja, y debilidades institucionales evidenciadas en la alta incidencia de violencia relacionada con las drogas y corrupción”, explicó la calificadora.

PUBLICIDAD

La agencia reconoció que los casos de corrupción y  la continua violencia parecen haber reducido la confianza doméstica, además que estos dos factores resaltan algunas de las debilidades institucionales de México.

Ante esta situación, Fitch indicó que “el progreso que se logre en estas debilidades institucionales será lento y espera que la violencia seguirá concentrada regionalmente, aunque los costos económicos relacionados con ella permanecerán en el futuro cercano”.

Caída del precio del petróleo y volatilidad riesgos para México  

La institución prevé un crecimiento de 3% para la economía de México en 2015, esto debido a la aceleración económica de Estados Unidos y la mejora en factores que no tuvieron un gran impacto en 2014.

Estimó que una mayor confianza y un aumento en los flujos de inversión relacionados con la implementación de reformas estructurales deberían soportar el crecimiento durante 2016 y más adelante.

Sin embargo, sostuvo que algunos factores que pueden impactar a la economía de México son los menores precios del petróleo, la reducción en el gasto fiscal y la volatilidad internacional.

Respecto a la caída del precio del petróleo, Fitch indicó que si la actual debilidad en el precio del petróleo persiste, esto podría retrasar y reducir los potenciales flujos de inversión hacia el sector petrolero, especialmente para yacimientos de aguas profundas.

Fitch indicó que otro de los riesgos para México es la creciente participación extranjera en el mercado local de títulos del gobierno, no obstante consideró que el aumento de las reservas internacionales desde 2008 y el acceso a una Línea de Crédito Flexible del Fondo Monetario Internacional proveen un soporte adecuado para una sostenida resistencia externa.

 

 

Siguientes artículos

La Presumida: un lugar clave para el diseño mexicano
Por

Conoce esta nueva concept store ubicada en Puebla.   Por Mary Hubard    La Presumida nacio a partir de la trad...