Ya sea que lo prefieras caliente por las bajas temperaturas propias de la temporada otoñal e invernal, o cold brew si te encuentras en zonas cálidas, el café puede ser tu aliado perfecto para ponerte en forma, gracias a su poder estimulante y antioxidante.

Café

Los niveles de antioxidantes que aporta una taza de café caliente y un cold brew son muy similares. La diferencia radica en el sabor, como lo han dejado saber experimentados baristas.

El cold brew requiere tiempo y dedicación pues se prepara en lotes pequeños y con un largo proceso que dura cerca de doce horas con agua fría que produce una bebida con un grato sabor a melaza, con notas de cacao. En tanto, la preparación de un café regular caliente resalta los sabores ahumados y a maderas de los granos tostados.

A continuación te compartimos cinco razones por las que tomar café antes de tu rutina de ejercicio resulta una excelente opción para incrementar tu rendimiento físico según Java House y estudios científicos:

PUBLICIDAD

1. Comenzarás con entusiasmo tu rutina

Además de activar tu cuerpo y mente en un lapso de 30 minutos, al ser un estimulante natural también contribuye a mejorar tu estado de ánimo. Incluso, su aroma antes de tomarlo te puede poner de buen humor.

2.- Rendirás más de lo que esperas

La cafeína que contiene esta bebida estimula tu sistema nervioso central, corazón y presión arterial, ayudándote a dar un extra en tu rutina de ejercicio

bajar de peso, dieta, nutrición

Foto: Reuters

3. Quemas más calorías

Uno de los beneficios de la cafeína es la liberación de ácidos grasos. Un estudio de la Revista Internacional de Nutrición Deportiva y Metabolismo encontró que los atletas que tomaron café antes de hacer ejercicio quemaron cerca de 15% más calorías tres horas después de la activación física.

4. Disminuye el dolor muscular

Un estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Stanford, reveló que la cafeína produce un efecto antiinflamatorio y alivia los dolores que empeoran a medida que envejecemos. De esta manera, ya no tendrás miedo a las rutinas para fortalecer las piernas y el abdomen, que suelen ser las más dolorosas.

5. Reduce el consumo de calorías

Investigaciones recientes han descubierto que las personas que tomaron café antes de su rutina de ejercicio consumieron hasta 70 calorías menos en el día, además de que tuvieron menos antojos.

Sin embargo, es importante considerar algunos aspectos para que el café se convierta en un verdadero aliado: no lo bebas con el estómago vacío porque podrá afectar tu sistema digestivo y causar nerviosismo. Antes de tomarlo, ingiere algún alimento ligero y un vaso con agua. Evita añadir azúcar o edulcorantes artificiales.

Te puede interesar: Karate, un medio para alcanzar el equilibrio personal y profesional

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Museo
Descubre por qué visitar un museo de arte mejora tu salud
Por

Cada vez más médicos prescriben recorrer los recintos de arte y admirar las obras que se encuentran en estos espacios.