Salvatore Ferragamo y Forbes Life se aliaron para presentar una experiencia a medida. Ties: Made To Order. Mucho más que un servicio personalizado para elegir la corbata perfecta, es un modo de entender la vida.

Por María López Glaube

Existen 177,147 maneras de anudar una corbata. Ni más ni menos. La cifra es el resultado de un estudio realizado hace dos años por un grupo de científicos del Real Instituto de Tecnología de Estocolmo, liderado por el matemático Mikael Vejdemo-Johansson, que ha llegado a la conclusión de que existen (casi) tantos tipos de llevar este accesorio como personalidades. Corinne Ortega, CEO de Salvatore Ferragamo en México, está de acuerdo: «Un hombre se expresa a través de su corbata, de su manera de llevarla, el tipo de nudo que elige, el color, el estampado… Es un detalle esencial en el que yo siempre me fijo», admite.

No se trata de algo superficial. Una periodista tan reputada como Vanessa Friedman reflexiona en The New York Times sobre el cariz que están tomando las elecciones estadounidenses a través de su uso por parte de dos figuras antitéticas: el demócrata Barack Obama y el magnate republicano Donald Trump. Mario Vargas Llosa, por ejemplo, considera que «hay que estar muy, muy sumido en la civilización para poder rechazarla y mitificar el mundo primitivo como lo hizo Paul Gauguin. Hay que estar realmente preparado para despreciar la civilización, y decir cosas como, por ejemplo, la corbata, ¡qué tontería, qué intolerable signo de opresión!». La corbata, como señaló Oscar Wilde, es el primer paso serio en la vida y elegir el modelo correcto un acto fundamental de madurez y sabiduría.

Por eso, Salvatore Ferragamo ha decidido lanzar el primer servicio de personalización de corbatas en México Ties: Made to Order en su boutique insignia de Masaryk. La marca italiana y Forbes Life se unieron en una experiencia conjunta para explicar la importancia de este accesorio en el mundo de los negocios. «Es un paso más en el romance que se ha establecido entre el hombre mexicano y Ferragamo. Lo más curioso es que cuando murió su fundador, el señor Ferragamo, apenas había diseñado piezas para el mercado masculino y hoy es uno de los que mejor funcionan, especialmente en México, donde la marca ha tenido un éxito inme- diato entre la clientela masculina», explicó Corinne Ortega durante la presentación de este servicio, que permite elegir entre 12 estilos de corbata con distinto largo (de 140 a 160 centímetros), ancho (de 6 a 8.5 centímetros), estampado y tela (seda y jacquard). Una pieza única para un hombre único.

Windsor, el rey

Hay nudos y nudos. Y después está el Windsor. Muy british, su nombre proviene del Duque de Windsor quien lo popularizó en la década de los años 30. Al ser voluminoso se debe realizar en cuellos de camisa que sean amplios. A veces es complejo de realizar y para tener éxito el secreto es saber que debe esconder por completo el último botón de la camisa.

Preparación : Deslizar la corbata alrededor del cuello después de haber cerrado el último botón y subido el cuello de la camisa. Las dos partes de la corbata se colocan de manera asimétrica. La parte más ancha debe ser más larga que la parte más estrecha de la corbata para luego ajustarla.

  1. Cruzar la parte ancha sobre la parte estrecha. Mantener el cruce y, al lado, hacer una hebilla subiendo la parte ancha bajo la corbata y doblándolo.
  2. Traer la parte ancha hacia el otro lado bajo del cruce. Hacer otra hebilla subiendo la parte ancha sobre la corbata y doblándolo.
  3. Pasar de manera horizontal la parte ancha sobre la parte estrecha.
  4. Pasar de manera vertical la parte ancha bajo la corbata, estirarla y deslizarla por la parte ancha de la hebilla.
  5. Mantener la parte estrecha, tirar delicadamente sobre la parte ancha para ajustar la corbata. Centrar el nudo arriba y al medio del cuello.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Slingshot, un shot de adrenalina sobre tres ruedas
Por

Innovando el exigente estilo de vida del motociclismo, Slingshot la motocicleta de 3 ruedas única en su categoría. Es la...