Creo fielmente que el vino es el compañero perfecto para cualquier ocasión y que como tal, su intención final es ser disfrutado, así sin más; tomar lo que te guste, cuando y como más te guste.

Yo he tenido la suerte de disfrutar de vinos espectaculares servidos a la perfección en cristalería impecable y por grandes profesionales, de aprender a tomar vino en porrón mientras gozaba de una mañana en La Rioja y he sido plenamente feliz tomando champagne en vasos desechables bajo la Torre Eiffel con dos de las mejores personas que conozco, entre otras muchísimas experiencias acompañadas de riquísimos vinos.

Sí, el vino esta hecho para disfrutarse como a uno le plazca. Sin embargo, somos seres sociales y el vino en ocasiones es una parte importante en ciertas interacciones que pueden ir desde reuniones formales hasta juntas de trabajo o eventos familiares, en las que nuestras nociones de etiqueta y protocolo nos ayudaran a sentirnos más cómodos y seguros.

El vino, considerado por muchos como un producto de lujo, excluyente y elitista, puede crear una barrera mental en la gente que no conoce mucho del tema que los hace sentirse incomodos y fuera de lugar.

Estos 5 tips de etiqueta te harán sentirte mucho más cómodo y seguro en el mundo del vino.

Abrir la botella

Hay tres puntos importantes para abrir correctamente una botella de vino.

  1. Corta la cápsula protectora debajo del gollete, o sea en la linea localizada bajo el anillo que esta cerca de la boca de la botella, no en la primera hendidura.
  2. No gires la botella, al abrir un vino, la etiqueta debe estar de frente a quien lo pido en todo momento. Giran la mano y el sacacorchos, no la botella. Y esta no debe emitir ningún sonido al abrir.
  3. Para servir, toma la botella por la parte inferior y tócala lo menos posible.

Cantidad

Por regla general, se sirven copas con 5 oz (150 ml) de vino, la botella estándar tiene una capacidad de 750 ml, por lo que de una botella serviremos 5 copas.

Esto aplica para vinos tranquilos (blancos, rosados y tintos) y para vinos espumosos.

Los vinos especiales, dulces y fortificados (oporto) se sirven copas con 3 oz (90 ml) de vino.

Se considera que con esta cantidad de vino por copa, se podrá mover el vino cómodamente y oxigenarlo en la copa y se disfrutará más. Aparte de que se tomará en su totalidad a la temperatura adecuada. Es de pésimo gusto servir o tomar copas muy llenas.

Tomar la copa

Las copas de vino SIEMPRE deben de sujetarse por la base o la pata de la copa.

Esto es porque el vino se sirve a la temperatura adecuada para su consumo, y al sostener la copa por el cáliz o cuerpo, estaríamos calentando el vino y ensuciando la copa, el menor contacto que tengan nuestras manos con esa parte de la copa siempre será mejor.

Probar el vino

Tómate tu tiempo, mueve el vino dentro de la copa, déjalo abrirse y disfruta.

El vino no está allí para quitarte la sed, si tienes sed, pide agua. El vino esta allí para disfrutarlo, entonces respira, prueba, siente y déjate maravillar por lo que tienes en la copa.

Bebe con moderación

Sirve tu copa al nivel que las del resto de comensales y ofrece vino primero a los demás, disfruta con moderación, no hay nada elegante ni bien visto en estar bajo los efectos del alcohol.

 

Contacto:

www.consultoriaenvino.com

Mail: [email protected]

Instagram: mtg.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Así se vive la experiencia de cenar en Noma en México
Por

En febrero René Redzepi decidió cerrar su restaurante en Copenhague, Dinamarca, tras haber recibido el nombramiento como...