En Forbes Life conmemoramos el día internacional del fondue seleccionando los mejores restaurantes para que los amantes de este platillo se deleiten y celebren este clásico originario de Suiza.

Este platillo se puede degustar en cualquier región de Suiza, pero se cree que es originario de los Alpes  Suizos ya que durante el invierno lo único que podían comer era queso y pan. Otra versión narra su origen en Francia desde 1794 ya que la palabra fondue proviene del verbo fundir, en francés.

Por lo regular esta receta consta de queso comté, emmental y gruyér, aunque cada país puede ocupar los quesos característicos de sus regiones. La tradición indica que para no cortar la mezcla de lácteos, debe moverse de forma circular simulando un ‘8’ y ocupar una olla ya sea de barro o de metal. Un dato curioso sobre este platillo es que si se trata de un fondue de queso los pinchos deben tener 3 puntas, mientras que para fondues de carne deben tener únicamente dos.

The Melting Pot

Fondue by You Three Course May 2014

Internacionalmente famoso, con más de 40 años de servicio y comenzó sirviendo los 3 platillos originales, fondue de queso, de carne y el postre de chocolate. Perfecto para cualquier ocasión y ofrecen una amplia variedad de platillos y tipos de fondue en el menú, prácticamente el paraíso para los amantes del queso y sus presentaciones. Además cuentan con una amplia variedad de postres para aquellos que prefieran disfrutar el lado dulce de esta tradición.

Imperdibles:

  • Cuatro quesos, mezcla de quesos.
  • Cheddar, tradicional de la casa.
  • Chocolate acompañado de brownie.

Los Fondues

Un ambiente mucho más romántico es el que se disfruta en este restaurante, ideal para ir en pareja o en una reunión pequeña. Sus platillos estrella se especializan en fondue pero su menú no se limita a eso, en él se encuentran desde un Salmón Wellington, hasta un Quiché Lorraine y también cuentan con una selección de opciones para compartir porque su filosofía principal es el amor y la amistad.

Imperdibles:

  • Savoyard
  • Chocolate con frutos rojos

Mora Blanca 

Este restaurante es más internacional y sus platillos varían desde un robalo con escamas y champiñones hasta un risotto negro con pulpo. La idea principal es manejar un menú fusión mezclado con el ambiente ligero conformado por las noches de música.

A pesar de no ser su especialidad el fondue de queso holandés, gruyere y suizo con vino blanco seco acompañado de baguette recién horneado es un platillo que todos los comensales deben de probar.

Haus

Este restaurante tiene la filosofía de “comer para compartir”, un ambiente relajado para poder disfrutar entre amigos y una amplia carta de fondues la cual esta compuesta por mariscos, arrachera, chocolate y los clásicos de queso.

Imperdibles:

  • Tradicional: mezcla de quesos suaves.
  • Cabra: mezclad de quesos ligeramente fuertes.
  • Roquefort: mezcla de quesos fuertes.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

 

Siguientes artículos

El corazón andaluz de un whisky escocés
Por

El arte, la pasión y la alegría jerezanas son el espíritu de uno de los mejores whiskys del mundo. Viajamos a la cuna de...